Buenos aires para el tango

  • Los aficionados al baile argentino disfrutaron con la jornada inaugural a cargo del quinteto 'Ibertango'

Las letras clásicas de los tangos hacen referencia a los barrios humildes y decentes de Buenos Aires. Allí viven gentes sencillas que dan fe de las pequeñas virtudes como la modestia y la austeridad. El mundo social que rodea a estos barrios es visto con destacado pesimismo, pero a la vez con apuntes de crítica jocosa de las costumbres de las clases adineradas. Tal vez esta definición sobre la columna vertebral y literaria del tango se ajuste sólo a medias al público que asistió el miércoles a la inauguración del Tercer Festival del Tango, organizado por la delegación de Cultura del Ayuntamiento de Jerez. Esto es: no se puede definir qué clase de incondicional al tango fue al evento inaugural, si ricos o pobres, si de clase media o modesta. Es decir, hubo de todo un poco, aunque no en gran número si tenemos en cuenta que la noche invitaba a estar en la calle escuchando tangos o al Torta, pongamos por caso. Pero no. La respuesta fue tibia, bastante fría si sumamos, además, la cantidad de extranjeros y forasteros que se acercaron al escenario de la plaza del Arenal en esta primera jornada para los amantes del baile nacido, fundamentalmente, en Buenos Aires.

Hubo algunos cambios en la organización con respecto al año pasado. Por ejemplo, las actuaciones tuvieron lugar, como ya se ha dicho, en la plaza del Arenal, pero lo cierto es que se podía haber buscado un rincón más emblemático dentro del mismo emplazamiento. Los arcos donde se ubica Urbanismo o la misma fuente hubieran sido lugares ideales. La esquina colindante con la calle Consistorio fue un lugar bastante soso. Tal vez fue todo cuestión de logística. En la edición anterior la idea de ofrecer las actuaciones desde una de las ventanas de ese edificio de los arcos fue sencillamente genial. Este año se ha perdido eso, pero también hay que decir que se ha ganado en cercanía de los artistas con el público. No en vano, fueron éstos últimos los que, con la voz de Cacho Soler de fondo, pudieron bailar en la misma plaza con los experimentados bailarines que se subieron poco después al escenario para mostrar el tango en toda su esencia para disfrute de todos los que se acercaron por allí.

El programa, que continua hasta el día 28 de este mes, se completa con actividades paralelas en Damajuana, con una exposición fotográfica de Nauzet Acosta, una actuación de Melchor Campuzano y Pucherito de Gallina, así como una tertulia con Carlos Andreoli. Del mismo modo, habrá actividades en Bereber y en el centro cultural don Antonio Chacón. Como otros años, existe también la posibilidad de asistir a clases de baile de tango impartidas por profesionales. Esta edición cuenta con una importante nómina de artistas que elevan el listón de una programación que va haciéndose cada año más ambiciosa. El miércoles arrancó con la actuación del quinteto de músicos de 'Ibertango' y la incorporación del ya mencionado Cacho Soler y la cantante Patricia Nora.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios