Diario de las artes

Caixafórum Sevilla: Una apuesta que debe ser importante

Caixafórum Sevilla: Una apuesta que debe ser importante Caixafórum Sevilla: Una apuesta que debe ser importante

Caixafórum Sevilla: Una apuesta que debe ser importante

La Obra Social de la Caixa pone en marcha su octavo proyecto cultural Caixafórum en España - antes se llevaron a cabo los de Madrid, Barcelona, Zaragoza, Palma de Mallorca, Gerona, Tarragona y Lérida -. Caixafórum Sevilla será el tercero más importante después del de la capital de España y del de la Ciudad Condal. La gran obra se levanta en un sitio emblemático de la ciudad sevillana, el espacio conocido como Puerta Triana, a un paso donde mora eternamente el Cachorro, detrás de la Torre Sevilla, esa que ha llenado de altura la planimetría suave de la capital hispalense gracias a la obra de César Pelli, a poca distancia del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo y no demasiado lejos del centro histórico y cultural de la Sevilla de siempre. Por tal motivo y gracias a esta espléndida ubicación, bien podría constituir para servir como punto de partida de un posible recorrido artístico que comenzara en el Centro ahora inaugurado y que continuaría en los espacios del CAAC para enlazar con el paisaje expositivo existente en la ciudad.

El arquitecto sevillano Guillermo Vázquez Consuegra ha realizado una sabia adaptación de un espacio existente, ideando una gran plaza cubierta por una marquesina realizada en espuma de aluminio estabilizado; construida con unos paneles efectuados mediante una aleación de aluminio y magnesio, material innovador que sólo se fabrica en Canadá. Bajo tal dinámica marquesina se encuentra la entrada a los subterráneos espacios expositivos; éstos reciben una luz matizada y filtrada como la que iluminaba las catedrales góticas a través de las vidrieras. El arquitecto consigue con ello una especie de metáfora de la luz, el aire y el movimiento que la hacen absolutamente atractiva y llena de originalidad; una obra que constata la trascendencia arquitectónica de Vázquez Consuegra.

El proyecto Caixafórum nace con la intención de convertirse en un dinamizador de la cultural sevillana y andaluza; según manifiestan sus responsables, abriéndose a todo tipo de propuestas y manifestaciones - ¡ojalá! -, aunque mucho nos tememos que vendrá a ser una etapa más de los periplos expositivos organizados por la Obra Social y Cultural de la Caixa; por otra parte, algo envidiable y esperado. Como inicio de este gran proyecto, Caixafórum Sevilla se inaugura con dos grandes exposiciones salidas de esa gran factoría que es la entidad catalana: 'Anglada Camarasa, 1871 - 1959' y '¡Mírame!. Retratos y otras ficciones en la Colección La Caixa de Arte Contemporáneo'.

Anglada Camarasa

Cercano y cosmopolita

La Caixa posee gran parte de la obra de este artista nacido en Barcelona en 1871; colección que ocupa casi la totalidad del antiguo Gran Hotel de Palma, obra del genial arquitecto LLuis Domenech i Muntaner, sede de Caixafórum Palma. Es, por tanto, uno de los grandes valores patrimoniales de la entidad crediticia; por lo que constituye todo un acierto llevar a Sevilla parte de los fonos de la colección Anglada camarasa para la inauguración del Centro sevillano.

La exposición nos conduce por las distintas etapas de la carrera artística de Hermen Anglada Camarasa, desde su primera pintura de clara vinculación con el paisaje rural de su entorno hasta aquella otra parte importante de su trayectoria realizada en París, en la que se observa como un particular colorismo impregna de pureza material unas obras a las que se les puede considerar de clara filiación postimpresionista, incluyéndose ese momento en el que, su visión de la Valencia popular, le hace adoptar una nueva dimensión estética, esta vez inclinada hacia la manifestación de un folklore con sellos de intimismo simbolista. La exposición se completa con una serie de obras litográficas, técnica que descubre en su estancia en París de la mano del artista aristócrata galés Albert de Belleroche.

Esta primera muestra en Caixafórum Sevilla sobre la obra de Anglada Camarasa nos sirve para conocer ampliamente la vida pictórica de un artista que lleno páginas importantes en la Historia de la Pintura española y que, ahora, podemos contemplar con una colección diversa, acertada y llena de sentido museográfico.

¡Mírame!

La magia impredecible del retrato

El retrato no supone actualmente la positivación de la representación humana; sus perfiles se han agrandado imitadamente y, ahora, el retrato es mucho más. En la Sala Principal de Caixafórum Sevilla se presenta una espléndida exposición en la que treinta y nueve piezas llegadas casi todas de los fondos de la Colección La Caixa - con una aportación mínima de obras provenientes del Centro Andaluza de Arte Contemporáneo y del MACBA, barcelonés -. La exposición no está concebida como una galería de retratos, sino como una nueva visión sobre la realidad que existe en torno a esa forma de vernos y considerarnos a través de una mirada inquisidora. Estructurada en cuatro ámbitos: la emoción a escena, las convenciones de la identidad, la memoria del rostro y máscaras y otras ficciones; en ellas artista de muy dispar naturaleza estética se acercan al retrato desde muchos ángulos y esquemas conceptuales. De esta manera el espectador se va a encontrar con los límites ampliados hasta el infinito sobre la manera de interpretar una realidad identificativa. El retrato no es, como se venía creyendo tradicionalmente, la imagen de un personaje que la distingue del resto de la sociedad; ahora es, muchísimo más que reproducir un 'yo', es crear una imagen, una identidad, un concepto valorativo. En esta exposición se cuestionan mucha posiciones sobre el valor del retrato tradicional y se abren infinitas perspectivas. En la muestra nos encontramos con obras de Gerhard Richter, Ana Laura Alaez, Juan Navarro Baldeweg, Jean-Miche Basquiat, Esther Ferrer, Bruce Nauman, Martin Kippenberger, Georg Baselitz, Cindy Sherman, Roni Horn, Curro González, Antoni Tapies, entre otros.

Estamos, pues, ante la puesta en marcha de un muy interesante y necesario proyecto cultural para Sevilla y Andalucía. Esperemos que su contenido sea fructífero, continuado y lleno de perspectivas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios