Casa tomada (de aquella manera)

Terror, EEUU, 2009, 89 min. Dirección y guión: Marcus Dunstan. Fotografía: Brando Cox. Música: Jerome Dillon. Intérpretes: Josh Stewart, Michael Reilly Burke, Andrea Roth, Juan Fernández, Karley Scott Collins, Madeline Zima, William Prael. Cines: Bahía Mar.

Nueva variante de la fórmula más truculenta, grandguignolesca y gore del terror posmoderno, The collector busca trascender la modestia de su producción independiente con un plus de virtuosismo estilístico que disimule los lugares comunes, rutinas y caprichos de un argumento de saldo.

A saber, Arkin es un ladronzuelo con problemas familiares que decide robar la caja fuerte de la mansión donde trabaja como carpintero. Cuál será su sorpresa (no así la nuestra, se veía venir) cuando, en plena faena, descubra que en la casa también se esconde un psicópata enmascarado amante de las cuchillas y el hilo de coser.

Ensimismada en la delectación morbosa por lo siniestro (cortesía de los guionistas de Saw), The collector se precipita a la sobreexplotación de la carnaza con tantos excesos retóricos (que vienen, sobre todo, de una molesta banda sonora repleta de efectos) como arbitrariedad trilera para marear la perdiz de su enrevesada situación, pretexto para el lucimiento (cámaras lentas, músicas pop-rock de fondo) de un cineasta con ganas de mainstream. Lo raro es que todavía no haya llegado la secuela.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios