El 75% de los cines de Cataluña cerraron en protesta por la ley de normativa lingüística

  • Las salas piden a la Generalitat que "no utilice la lengua como herramienta política"

Un total de 576 pantallas de las 790 que hay en Cataluña cerraron ayer sus puertas al público como acto de protesta contra la ley del cine catalán aprobada por la Generalitat, lo que representa un 75% de las salas, según ha explicado el presidente del Gremio de Empresarios de Cine, Camilo Tarrazón.

Los exhibidores han remarcado: "Con esta ley no tendremos películas", y han advertido al Gobierno catalán de que "no utilice la lengua como herramienta política".

Según Tarrazón, ayer pararon todas las grandes salas y multicines de Cataluña, a excepción de pequeñas salas municipales y, en Barcelona, de los cines Alexandra y Lauren Films. En este último caso, "porque no podía permitirse cerrar un día en su situación económica".

Tarrazón señala que "la digitalización puede ser la solución para garantizar la diversidad lingüística en las salas de cine, porque permitirá programar la misma película en versión original, doblada en catalán y en castellano en diferentes horarios del mismo día". Con el proceso de digitalización en el que se encuentra el sector en Cataluña se podría "ir más allá de lo que propone la ley, pues el 100% de las salas digitales podrían disponer de las versiones originales, en castellano y en catalán".

El portavoz no ha podido cuantificar las pérdidas por el cierre y ha asegurado que "el paro no se hace en un lunes por una cuestión económica, sino para hacerlo coincidir con la gala de los Premios Gaudí". Respecto a las pintadas y pegatinas que han aparecido en las fachadas de algunos cines, Tarrazón ha comentado que respeta todas las opiniones "siempre que no se haga de manera injuriosa. El Gremio, según Tarrazón, no descarta futuros nuevos paros.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios