Cepas que bailan, paisajes que huelen y pintores que iluminan

  • El jerezano José Basto expone hasta el 5 de enero su resumen artístico del año

En una esquina de la plaza Domecq, concretamente en el número 39, se abre una puerta a la campiña. Un espacio en el que conviven las vides, el flamenco, las maneras de antaño, el sol, la luz..., y de lejos, de lejos se ve el mar. Allí, paraísos encontrados de color, en grandes y pequeños formatos, creaciones en lienzo del artista jerezano José Basto. Es la forma de celebrar este fin de año, de resumirlo, con la esperanza de que comience uno nuevo mucho mejor, con una exposición que se podrá visitar hasta el próximo 5 de enero. "Además de mi tema de siempre de las vides y el paisaje, he decidido hacer una exposición de pequeño formato, obras enmarcadas a modo de urnas, que son bocetos para cuadros de mayor formato. Un arte nada prohibitivo, y menos para los tiempos que corren", subraya.

Tamaños reducidos, con gran variedad. Desde los músicos de Marruecos, las marinas, la serie de flamencas con ese gesto tan de la tierra..., bailes en una loza. Lugares perfectamente identificables, en los que las cepas también se retuercen a modo de bulería. Lugares que hasta huelen a tierra, si uno se deja llevar. "Soy un pintor -añade- que trata de captar la luz de la tarde, del día, el sentimiento, y las perspectivas de ese paisaje tan de aquí".

Cómodo en el formato grande, en el que se puede jugar con más materia, Basto asegura que el pequeño también tiene sus ventajas, "porque lo ves pronto, aunque para llevarlo luego a dos metros es complicado, eh". Sin embargo, ambos tamaños se acompañan en la exposición, "lo que sirve para que se entiendan mejor mutuamente". Una muestra en la que el flamenco tiene mucho protagonismo, "porque no es pintar flamenco porque sí, sino darle un desarrollo. No descarto hacer una exposición sólo de este tema con textos de flamencólogos", adelanta el autor. Asimismo, ya anuncia una exposición en Málaga también de pequeño formato, y otra en Jerez para primavera sobre collages.

José Basto aprovecha la ocasión para hacer balance del año, doce meses de los que personalmente "estoy muy contento, a pesar de los tiempos que vivimos. Me ha obligado a investigar más". Y de la ciudad, reconoce que las propias galerías "lo están pasando mal, pero como en todo el país. Sin embargo, en esta tierra hay un ramillete de artistas muy interesante. Hay mucho criterio".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios