Chamizo pide que las Bibliotecas Provinciales abran por las tardes

  • El Defensor del Pueblo Andaluz sugiere a la Junta que los centros permanezcan abiertos en horario vespertino al menos un día a la semana durante periodo estival

El Defensor del Pueblo Andaluz en funciones, José Chamizo, ha sugerido a la Consejería de Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía que los horarios de apertura de las bibliotecas provinciales en periodo estival "posibiliten el uso de los servicios bibliotecarios en horario de tarde al menos un día a la semana", al tiempo que recomienda que los plazos de devolución del material bibliotecario obtenido en préstamos "incluyan al menos dos días de apertura del servicio en horario vespertino".

En este sentido, y en el resumen del Informe Anual 2011 de la Institución, el Defensor señala que la crisis económica que mantiene "en jaque" a todo el país "no sólo esta teniendo consecuencias" en el ámbito de la cultura en lo que se refiere a la conservación de los bienes patrimoniales, sino que también está afectando al funcionamiento de instituciones culturales "tan básicas" como puedan ser las bibliotecas públicas.

La Defensoría informa de que se recibieron diversas quejas durante el verano de 2011 de personas que "mostraban su disconformidad" con la decisión de la Consejería de Cultura de restringir durante los meses de verano a las mañanas el horario de apertura de las Bibliotecas Públicas Provinciales que habitualmente permanecen abiertas en horario de mañana y tarde, una situación que se repite este verano. Los interesados solían alegar que no podían hacer uso normal de los servicios de los centros ya que el horario de mañana solía coincidir con el horario laboral.

Ante esta queja, la Consejería alegaba la adecuación de la decisión adoptada, por cuanto que la Orden de 24 de septiembre de 2001 -que regula el acceso, servicios y servicio de préstamos de las bibliotecas de la Red de Lectura Pública de Andalucía- establece que "durante el periodo estival, Navidad, Semana Santa y periodos de fiestas locales las bibliotecas adoptarán horarios especiales".

Además, la decisión se justificaba aduciendo "las restricciones presupuestarias y la necesidad de ahorrar gastos", y tomando en consideración el "notable descenso" en el número de usuarios en las tardes de verano.

Así, la Oficina afirma que "por más que lo lamente, entiende que sería un ejercicio de voluntarismo inútil pretender que los ámbitos culturales queden exentos de los recortes y reducciones que se están produciendo en todos los ámbitos del gasto público", y que la de Cultura es una decisión "razonable y ponderada".

No obstante, el Defensor del Pueblo asegura que la medida "no deja de ser notoriamente perjudicial para aquellas personas que, por razones laborales o de otra índole, no pueden hacer uso de este servicio durante la jornada matinal".

Por tanto, se entiende que "que podría conseguirse el pretendido ahorro económico arbitrando un horario de apertura que, restringiendo en alguna medida el horario de apertura matinal, posibilitase que las bibliotecas provinciales permaneciesen abiertas al menos una tarde a la semana durante el periodo estival".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios