Chatarras y lágrimas

Drama/acción/ciencia ficción, EEUU, 2011, 127 min. Dirección: Shawn Levy. Guión: John Gatins. Fotografía: Mauro Fiore. Música: Danny Elfman. Montaje: Dean Zimmerman. Intérpretes: Hugh Jackman, Evangeline Lilly, Kevin Durand, Anthony Mackie, Hope Davis, Dakota Goyo, Phil LaMarr. Cines: El Centro, Bahía de Cádiz, Bahía Mar, Ábaco San Fernando, Las Salinas, Al Andalus, Victoria, Multicines Jerez, Yelmo, Ábaco Jerez, Cinesa los Barrios.

Especie de western crepuscular robótico ambientado en el mundo de los rodeos y de las ferias comarcales por las que vagan perdedores adictos a la botella exhibiendo a sus robots luchando con toros o entre ellos. Como un fundido entre Junior Booner y Campeón, la bella historia del rudo boxeador y el niño que hizo llorar a millones de espectadores en los años 30. Eso sí, en versión futurista y carente de la ruda poesía que Wallace Beery y Peckinpah imprimieron a estas películas. Estamos en el mundo de las máquinas, no de los seres humanos. Y en un futuro aún más bestia y más tonto que el presente que explica la existencia de esta película.

Uno de estos perdedores dueños de robots luchadores se hace cargo durante un tiempo del hijo que abandonó al nacer. Y la criatura resulta ser un fuera de serie en esto de los combates robóticos que llevará al padre, a través de las peleas clandestinas y de los circuitos miserables, hasta los grandes combates.

A esta película de Shawn Levy -autor de las estimables Noche en el museo y Noche loca y de la detestable resurrección de La pantera rosa interpretada por Steve Martin- le sobra sentimentalismo y ruido.

Pero entretiene. Y la excepcional fotografía de Mauro Fiore -consagrado por su trabajo en Avatar- le confiere una dignidad visual estimable que hasta la redime en parte de las horrorosas canciones que jalonan el recorrido de los protagonistas como ruidosos mojones (en los dos sentidos de la palabra). Deja la película una frase para la historia. "¡Esto es la realidad, no un videojuego!", le dice el padre. "¿Y qué diferencia hay?", contesta el niño.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios