Concierto para Txistu y Orquesta

l Tomás Aragües Bernard. Orquesta Sinfónica de Euskadi. Txistulari : José Ignazio Ansorena. Director: Cristian Mandeal. ELKAR KD 631

Hace treinta años el Gobierno Vasco , aprobó un proyecto que había presentado Tomás Aragües Bernard dentro de una convocatoria abierta para promover la investigación y la creación artística. Ese proyecto, entre otras cosas, tenía como finalidad la de escribir un concierto para Txistu y Orquesta Sinfónica. En el año 1984 se estrenaría en el Concierto de Clausura de Musikaste en Rentería. Por aquel entonces sería la Orquesta Sinfónica de Bilbao bajo la batuta del maestro Urbano Ruiz Laorden y un joven José Ignazio Ansorena, a la sazón compañero de Tomás Aragües en el Conservatorio de San Sebastián quienes la pusieron en pie.

Dice Tomás Aragües que en este concierto el txistu aparece como instrumento de verdadero rango, sin alusiones al folklore aunque en los primeros compases hay una velada alusión al tema popular llazkitan, también empleado por Guridi en Amaya, más en lo cadencial que en la literalidad del pensamiento musical del mismo.

Es este un trabajo abierto en el que el txistu adopta y adapta cualidades plásticas poco usuales ya que se convierte en un instrumento totalmente integrado que, si bien no es el único protagonista de la obra, prueba de ello queda en el Primer Movimiento donde la orquesta y esta flauta tradicional vasca formulan un diálogo fluido y nada forzado, en esto las consideraciones de Ansorena se han tenido en cuenta ya que es un músico que ha investigado mucho sobre las capacidades de una flauta que planteaba no pocas limitaciones.

La composición, que consta de tres movimientos, nos muestra en los dos siguientes al txistu con más soltura con respecto a la orquesta escrutando en su timbre, en su afinación y en su ductilidad. Culmina el registro con "Birigarroa', obra del músico y maestro hernaniarra Isidro Ansorena, un clásico del repertorio de txistu académico de grácil y a la vez bucólica melodía.

Magnífico este disco de José Ignazio Ansorena que nos revela, una vez más, el gran rendimiento que saca al instrumento y su plena conjunción con la gran orquesta.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios