Confesiones poéticas a la luz de mediodía

  • El jerezano Miguel Ángel Jaén presenta mañana en los Claustros su primera obra poética, a beneficio de 'Obispo Bellido Caro'

Comentarios 1

Las confesiones, interesen o no a los demás, son trozos de uno mismo que se abandonan al aire. Fluyen, como lo hace la luz de mediodía, y como la mata la noche cuando cae. En algo más de cuarenta poemas sobre la vida, la muerte, el amor, la fidelidad, la amistad, pero siempre sobre uno mismo, el escritor jerezano Miguel Ángel Jaén Esquivel se deja conocer ante los demás. Versos dormidos en un cajón, que reviven ahora con el beso literario de su creador. 'A la luz de mediodía. Confesiones poéticas', se presentará mañana, 20 de febrero, a las 20 horas, en los Claustros, a beneficio de la Asociación 'Obispo Rafael Bellido'.

Retazos de la vida del escritor, luces y sombras de su vida, "que están escritos con el corazón y que creo que pueden llegar a muchas personas. Hay algo de autobiográfico, es un libro variopinto. Cuando uno llega a una edad, el pudor casi que no se respeta. Me da igual que se conozca algo de mí a estas alturas", asegura. El amor por su mujer, por un amigo-hermano que se fue, por el perro Danko, a las hijas, los padres, de una calle, el aroma de un puchero, de una casa de vecinos...

Un hombre, que es médico, poco dado a los atriles, Jaén es más bien conocido por su labor en las hermandades jerezanas, para las que ha escrito algunos poemas, además de participar en las veladas poéticas de los belenistas. No tiene ordenador, ni teléfono móvil, escribe a máquina y asegura no sentirse por ello "un bicho raro o un hombre del Paleolítico". Con esta obra se 'estrena' en la literatura, y de ella espera "que guste mucho a los lectores, que se venda y que podamos ayudar así a los demás". Un libro con el que espera seguir publicando, en un mundo en el que empezó a escribir con 12 años, con un relato corto. Ya supo entonces el tipo de hombre que quería ser.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios