"Contamos historias en las que se refleja nuestra forma de ver la vida"

  • La compañía jerezana, que continúa imparable con su producción, ofrecerá del 25 al 28 de marzo en el centro cultural de La Granja su nuevo trabajo, 'Viento Pequeño' · Obra dirigida a niños de entre 3 y 8 años

- Háblenos del nuevo espectáculo que traerán a La Granja, 'Viento pequeño', y que va destinado al público infantil.

- El título es, ni más ni menos, porque el personaje principal de la historia es un viento pequeño. La historia es una versión libre de un cuento de Concha López Narváez y de Gustavo Salmerón, titulado 'El Viaje de Viento Pequeño', editado por la editorial Everest.

- Son autores contemporáneos como en el caso de 'La Gallina Churra'. Este cuento le atrajo por una serie de aspectos que conectaban con las inquietudes del tipo de público a quienes iba dirigido: niños y niñas de entre 3 y 8 años. De esta obra, también destinada a la misma franja de edades, ¿qué aspectos le llamaron la atención para luego transformarla en una obra de teatro de títeres?

- Primero que el personaje, sin ser humano, tiene más o menos la misma edad y, por lo tanto, su misma forma de expresarse, de actuar, de sentir, etc., con lo cual se consigue la identificación directa con el público. Y segundo -y que para mí es lo más importante- es el demostrar que ser importante consiste en hacer lo que te gusta, hacerlo bien y que produzca un beneficio en los demás.

- ¿Es que 'Viento Pequeño' acaso quiere ser importante?

- A 'Viento Pequeño', al inicio de la obra se le plantea una pregunta que también se les suele hacer a las niñas y niños de estas edades: "¿Qué vas a ser de mayor?". Viento Pequeño responde: "Ser importante". Y lo dice sin saber su significado, sólo porque se lo oye decir a los mayores. Esta pregunta es el inicio de la historia.

- ¿Y cuál es esa historia?

- 'Viento Pequeño' de pronto descubre que no sabe qué es "ser importante" y se lo pregunta a quien mejor le puede responder, que es 'Viento Abuelo'. Este le dice que "ser importante" consiste en tener un oficio que le guste y que sea beneficioso para los demás. A partir de aquí 'Viento Pequeño' inicia un viaje para descubrir cuál será su oficio.

-¿Cómo ha sido el proceso de creación de esta obra de títeres?

- Bueno, una vez decidido el cuento, estuve viendo cuál sería la puesta en escena idónea y decidí que fueran con títeres de mesa, manipulación a la vista, música en directo, como en 'La Gallina Churra'.

- 'La Gallina Churra' supuso un momento importante en la trayectoria de 'La Gotera de Lazotea'. ¿Seguir su estela no podría ser más de lo mismo?

- En realidad es 'más' del estilo que tiene 'La Gotera de Lazotea'. 'Viento Pequeño' ofrece otros aspectos que enriquecen nuestro propio lenguaje: mayor aprovechamiento del espacio escénico, la escenografía adquiere más protagonismo, etc.

- Ya tiene un cuento y ya ha decidido cuál será su puesta en escena. ¿Aún falta mucho por hacer hasta el día del estreno?

- Sí, en principio le pedí a Carmen Guerrero, que es una pintora jerezana cuyo trabajo admiro, que hiciera el diseño de parte de la escenografía, concretamente de los paisajes, y a Sebastián Vieira el diseño de los títeres, porque ya trabajó con nosotros en 'La Gallina Churra' y demostró poseer una sensibilidad muy especial a la hora de diseñar los títeres para estas edades. Por último pude contar con la colaboración de Ani Petrova, escenógrafa búlgara de la compañía 'Kalina Teatro', la cual aportó la idea de utilizar una ventana como eje central de la escenografía. Por otro lado, mi compañero Juan Manuel se encargó de la cuestión musical, así como de los juguetes escénicos. Con todo esto, más la ayuda de Juanfra, empezamos la construcción de todos los elementos necesarios de este rompecabezas. Y cuando ya lo tuvimos terminado sólo nos quedaba unir dichas piezas hasta que llegamos al estreno.

- Desde el punto de vista educativo, ¿qué valores quiere transmitir con esta obra o es puro entretenimiento?

-Cuando nos planteamos hacer una obra, lo más importante para nosotros es contar una historia en la que va nuestra forma de ver la vida y una serie de valores que se transmiten. Y en esta historia en concreto tratamos la importancia de la opinión de los mayores; el hecho de que cualquier trabajo que te guste necesita de un aprendizaje; la importancia de los pequeños gestos; lo importante que es el cariño entre quien enseña y quien aprende; el saber dar sosiego a la necesidad que tienen niñas y niños de ser adultos antes de tiempo.

- Hay varias funciones para escolares. Para el publico familiar, ¿habrá representaciones?

- Sí, el viernes día 28, a las siete de la tarde.

- Una última pregunta: ¿es ser titiritera un buen oficio?

- Es el mejor oficio para el que sirvo y estoy segura de que beneficia a muchos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios