CINE

Corrupción en Los Angeles

  • Se estrena 'Dueños de la calle', donde David Ayer lleva a la pantalla un guión original escrito por el maestro de la novela negra actual americana James Ellroy

A sus 60 años recién cumplidos, James Ellroy se ha convertido en el gran rey de la novela policíaca de este principio de tercer milenio. Es el heredero de los nombres señeros de la literatura negra americana, con Hammett y Chandler a la cabeza. Exhibicionista impetuoso, ha contado hasta la saciedad sus duros orígenes. El asesinato nunca resuelto de su madre cuando tenía 10 años, su juventud vagabunda hasta que lo salvó la literatura, y sus obsesiones que consiguió sublimar y exorcizar en novelas irrepetibles. Su cuarteto de Los Angeles contiene cuatro novelas llenas de violencia, tramas imbricadas y personajes siempre al límite, escritas con un estilo demoníaco que impide soltar el libro una vez empezado. No obstante, su excesivo conservadurismo y racismo le puede cada vez más y la sombra de la repetición en sus tramas asoma demasiado.

Parecía lógico que el cine se fijase en la obra de Ellroy, siguiendo el fructífero maridaje entre Hollywood y la industria editorial que ha marcado el género negro. Adaptaciones frecuentes y novelistas que fluctuaban con facilidad entre los guiones y los relatos. Sin embargo, la obra de este hijo de Los Angeles, que se sabe de memoria la compleja historia criminal de la ciudad, no ha sido muy visitada por el cine. Tal vez sus abigarradas tramas disuadan a los guionistas de intentarlo. Aún así, hay tres célebres películas sobre sus novelas. Hace unos 20 años se rodó la estimable Cop, según Sangre en la luna, aunque Ellroy no quedó muy convencido. Tal vez por ello hubo que esperar a 1997 para que se rodase la ya clásica L.A. Confidential. Sin embargo, los decepcionantes resultados de la subsiguiente Réquiem por Brown, que versionaba su primera novela, llevaron a otro parón hasta que hace dos años Brian de Palma llevó a la pantalla de forma bastante pobre su novela más emblemática, La dalia negra. No obstante, para el próximo año se anuncia la película sobre Jazz blanco, precisamente la novela que cerraba el cuarteto de Los Angeles.

Dueños de la calle, que se estrena hoy, tiene la peculiaridad de ser un guión escrito por Ellroy ex profeso en los años 90, bajo el impacto del célebre caso de O.J. Simpson. Se habló de Spike Lee y Oliver Stone para rodarlo, pero al final el premio fue para el más modesto David Ayer, guionista entre otras de Training Day. El reparto, preferentemente masculino, está dominado por Keanu Reeves, Forest Whitaker, Chris Evans y Hugh Laurie, más conocido como el Doctor House. La trama es arquetípica en el escritor, con corrupción policial en Los Angeles y con personajes al límite, con ecos del célebre escándalo de la comisaría de Rampart, que hace diez años mostró una trama de podredumbre en el cuerpo de la ciudad californiana increíble. Reeves es un policía bastante afectado por la muerte de su mujer que se desahoga formando parte de una unidad muy especial, ya que aplican la justicia a su manera: se saltan los procedimientos para eliminar los delincuentes de las calles. Un antiguo compañero del protagonista se harta y los denuncia a asuntos internos, que empieza una investigación. El delator es asesinado aunque nuestro protagonista no tiene que ver con el crimen, pronto se da cuenta de que hay evidencias que apuntan a su culpabilidad. Empieza a sospechar que sus colegas le han elegido como chivo expiatorio de la investigación, lo que le lleva a enfrentarse a ellos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios