'Después de Troya' descubre en clave de ficción la vigencia del mundo clásico

  • Serrano Cueto presentó su selección de microcuentos sobre mitos, historia y filosofía de la antigüedad

¿Qué tienen los mitos clásicos que despiertan tal fascinación que nos dedicamos a contarlos y recontarlos? Antonio Serrano Cueto, profesor titular de Filolofía Latina de la UCA, apunta como una posible causa la "intemporalidad" de sus historias: "Esto es lo que hace -explica- que muchos de ellos puedan volver a escribirse, reinterpretarse, tener una nueva lectura. Reescribirlos hace que tengamos de ellos una lectura más actualizada. Por ejemplo, cuántas historias podríamos contar hoy día de Narciso y el amor por uno mismo..."

Aun así, señala Serrano Cueto, Después de Troya -la selección de microcuentos sobre la antigüedad clásica que presentó ayer en la Fundación Carlos Edmundo de Ory- no sólo aborda la mitología, sino que pretende ofrecer una panorámica amplia del mundo clásico, incluyendo por ejemplo episodios históricos -como la muerte de Julio César- o hechos filosóficos.

Después de Troya (Menoscuarto Ediciones) surgió como un encargo de Fernando Vals tras un congreso de minificción en Berlín, encuentro en el que Serrano Cueto impartió una charla sobre la Pervivencia del mundo clásico en el microrrelato hispánico. "Y vimos que esta temática no se había tratado antes en este formato como antología", indica el coordinador. Así, el libro ofrece textos de autores como Andrés Neuman, Juan José Millás, Gustavo Martín Garzo, Monterroso, Cortázar o Borges. La lista de autores de allá es amplia: "La narrativa breve que en otros lugares, como México, se llama minificción tiene una tradición riquísima -comenta Antonio Serrano Cueto-, y allí se ha dado mucho más que aquí. De hecho, muchos de los autores que se recogen en la selección ya han fallecido, lo que te da la idea de que la tradición del género es larga".

Quizá, de hecho, la labor de búsqueda de textos haya sido la tarea más complicada, para la cual Serrano Cueto admite "haber tirado" de la faceta de investigador universitario: "Empezando con antologías de microrrelatos, siguiendo pista a libros a autores e incluso preguntándoles... Incluyendo no sólo ficción, sino también estudios de especialistas".

El formato de microcuento consigue además que, de inmediato, mitos de otra manera alejados consigan ser accesibles a cualquier lector: "De hecho, este libro puede ser muy degustado por alumnos de Secundaria, y ya tenemos a profesores de Hipánica y Clásicas que se han interesado -indica el antólogo-. El acercamiento es, además, muchas veces humorístico, paródico. Y la intención es precisamente esa, el acercamiento a la lectura por una parte, y al mundo clásico, por otra".

Entre los mitos más recurrentes, cita Serrano Cueto al del minotauro o la sirena, y entre los autores más originales a Javier Tomeo, Raúl Brasca, Ana María Shúa -que mete bajo la carpa en su Fenómenos de circo a personajes mitólogicos como Hércules o Perseo- o René Avilés Fabila, que presenta un Hades "que tiene mucho de la interpretación mestiza del Infierno de Dante como una sala de fiestas".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios