Diálogos arriesgados y valientes en el Cabildo

  • Arcadi Espada y Enrique García-Máiquez charlan sobre el futuro de la prensa escrita y el libro frente a las tecnologías

"Cutrez y mugre didáctica". No fue esto lo que precisamente ofreció ayer Arcadi Espada, quien definió así la literatura, "que genera millones", de un popular escritor español que presentó días atrás nueva novela. Un diálogo con el escritor Enrique García-Máiquez, como actividad paralela a la Feria del Libro, sobre la literatura y las nuevas tecnologías que casi llenó el Cabildo Viejo.

Y empezó Arcadi aclarando que no es un ser polémico, "los polémicos son los demás", y especificó que no se puede calificar así a una persona que pone "la chincheta" al poder establecido. Acto seguido, Máiquez hizo la primera pregunta al periodista sobre la necesidad o no de ser valiente en esta profesión. Espada, que tampoco se considera una persona arriesgada, subrayó que sí, "el valor es necesario para un periodista, porque yo escribo lo que pienso, no lo hago como una pose. Y aunque no suelo ser una persona que está de malhumor, la mejor forma de escribir es malhumorado, y no al baño maría", ofreció como fórmula para alcanzar ese arrojo del periodista. El periodista y profesor de periodistas en la Pompeu Fabra destacó además que, "yo cuando corrijo, lo que corrijo son los textos, y no a las personas. Aunque quizás, si a algunos escritores le corrigieran, no venderían lo que venden".

Y como la jornada llevaba el nombre de 'literatura y nuevas tecnologías', García-Máiquez entró en materia y preguntó a Arcadi Espada sobre esa relación tan comentada entre la prensa de papel e internet. Aseguró Espada que él es "una de las diez personas del mundo que se toma los periódicos en serio", aunque no defendió la prensa ante la llegada de internet. "El periódico de papel mancha, es incómodo para leer. No veo la superioridad del periódico, aunque todo lo que sé y lo que no sé lo he aprendido en los diarios. No es un objeto perfecto. El placer de la lectura de un libro, no es el mismo que el de un periódico", comentó. Y sí apoyó al libro versus el libro electrónico. "En libro te da el silencio que no te ofrece internet. No auguro un camino fácil al libro electrónico". E hizo uso para justificarlo de unas palabras de Quim Monzó, quien asemeja la inutilidad de los videoteléfonos con el libro electrónico, "y es que nadie quiere ser visto en ciertas circunstancias. El ruido de internet interrumpe el placer de la lectura".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios