"Diamante roto va destinado a los que aman la poesía en estado puro"

  • EH Editores presenta, hoy, a las 20,30 horas, la antología póstuma de Fernando Cañas en la bodega Conde de los Andes, a la que asistirá el artista Paco Clavel

EH Editores presenta 'Diamante Roto', una antología póstuma de Fernando Cañas que constituye el número 16 de la colección de poesía Hojas de Bohemia. El acto será hoy, a las 20,30 horas, en la bodega Conde de los Andes, e intervendrán Mauricio Gil Cano, director literario de EH Editores, Juan Diego Fernández, prologuista y compilador de la antología, y Paco Clavel, artista pop y locutor de Radio Nacional.

Fernando Cañas nació en Jerez en 1964. Saxofonista y letrista de grupos como 'Affaire Niñamónica' y 'Hambre y Moral', fue un agente activo de la movida contracultural gaditana y madrileña. Poeta lúcido y desgarrado, falleció accidentalmente en Cádiz, donde vivía, al caer por unas escaleras en marzo de 2004. Juan Diego Fernández, conocido por sus personajes televisivos El Mono Rojo y Perpetuo Fernández, ha recopilado los textos de Cañas y responde a la siguiente entrevista para Diario de Jerez.

- ¿Qué aporta 'Diamante roto' al actual panorama poético?

- Aporta verdad, algo de lo que carecen muchas de las obras que se presentan hoy día con muchas campanillas académicas. Cañas es auténtico, no hay pose ni engaño. - ¿Qué ha supuesto en su vida la amistad de Fernando Cañas?

- Lo conocí cuando él era todavía un adolescente, con sus pajas mentales. Enseguida congeniamos en mil aventuras creativas y vivenciales. Fue mi fiel escudero, aunque muchas veces él era más caballero que yo. Cuando íbamos los dos juntos nos atrevíamos a todo.

- ¿Ha sido Cañas el último bohemio?

- Fernando más que bohemio fue un asceta, se conformaba con lo mínimo: una cerveza, un cigarro, un papel para garabatear y un horizonte al infinito desde su azotea gaditana. Era artista sin proponérselo; pero no se le caían los anillos si, para comer, tenía que sudar de fontanero, albañil o jardinero.

- ¿Qué papel desempeñó el autor de 'Diamante Roto' en la movida de los 80?

- Aunque era un gran tímido, le bastaba un empujoncito para mostrarse en todas las artes (pintura, escultura, poesía, músicaý) sin darse ninguna importancia. Yo creo que ante todo era poeta de nacimiento, incluso con su dislexia. Luego musicalmente se convirtió en el saxo más vanguardista de Andalucía con 'Affaire Niñamónica', sin dominar el solfeo.

- ¿Fliparía Fernando con las buenas críticas que su obra está suscitando?

- Cañas era tan humilde que no podría concebir los homenajes a su persona, se creería que son bromas de sus amigos. Sonrojado estaría del bello libro que EH Editores ha sacado y muerto de vergüenza se quedaría por las positivas críticas que está recibiendo su obra.

- Para el poeta, como dijo uno de los grandes, ¿la muerte es la victoria?

- Y una mierda. Para el poeta, como para cualquier persona, vivir es lo que importa. Lo que daríamos todos sus amigos y él mismo por verse vivito y coleando con su libro entre las manos.

- ¿A qué tipo de lector va destinado el libro de Cañas?

- Lo dice él mismo en una dedicatoria encontrada entre sus papeles: "a todos aquellos a los que nunca llegan a sus manos libros de poesía. Porque la vida es lo primero y son pobres o están parados o son alcohólicos clandestinos o simplemente subsisten en infraviviendas a salto de mata y están siempre al borde del barrancoý" A los que aman la poesía en estado puro, sin disfraz. - Paco Clavel se desplaza exclusivamente a Jerez para presentar este volumen de Hojas de Bohemia. ¿Cuál era su relación con Fernando Cañas?

- Paco Clavel nos conoció en Madrid, cuando creamos el grupo musical 'Hambre y Moral'. Él hizo de padrino nuestro en garitos para tocar (nuestro 'Tito Paco'), además de ponernos mucho en su programa de Radio Nacional. Y le dio tanta pena el trágico final de Fernando que no dudó en venir a Jerez.

- ¿Estaba presente Jerez en la vida y obra del poeta?

- Sin duda Jerez y Cádiz tenían que estar presentes en toda su obra y su vida, la tierra donde naces y te crías te impregna de todo. Pero de Fernando Cañas puede decirse, sin lugar a dudas, que era universal, un verdadero ciudadano del mundo, sin localismos patateros. Su corazón y su alma vibraban sensibles con el Arte, con mayúsculas, su verdadera patria.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios