'Doña Francisquita' pone el broche a la temporada lírica del Villamarta

  • La zarzuela de Amadeo Vives llega "optimista y vivificadora" al Teatro los días 30 de mayo, 1 y 3 de junio · Un espectáculo "de nuestro tiempo" protagonizado por Ismael Jordi y María Rey-Joly

La zarzuela 'Doña Francisquita' de Amadeo Vives cierra la temporada lírica 2007-08 en el Teatro Villamarta los próximos días 30 de mayo, 1 y 3 de junio. La puesta en escena de este montaje del teatro jerezano, en coproducción con la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, cuenta con la soprano María Rey-Joly y el tenor Ismael Jordi en los papeles protagonistas. Una obra que fue presentada ayer en el mismo Teatro de la mano de la delegada de Cultura y Fiestas, María Dolores Barroso; el director del Villamarta y de escena, Francisco López; el director musical, Juan Luis Pérez; Antonio Rodríguez Cabaña, en representación de la Diputación de Cádiz; el director de Diario de Jerez, David Fernández; el tenor jerezano Ismael Jordi, la soprano María Rey-Joly, el tenor Lorenzo Moncloa y la mezzosoprano Marisa Roca.

La delegada de Cultura destacó que 'Doña Francisquita' es una prueba más, "absolutamente fehaciente, del esfuerzo y de los resultados más notables del proyecto Villamarta, en relación con la producción lírica".

Asimismo, David Fernández señaló que para Diario de Jerez "es un honor colaborar con el Villamarta, junto al apoyo además de otras instituciones, que ven en la entidad jerezana un referente más de nuestra ciudad, dentro y fuera de nuestras fronteras".

"Incluso cuando se habla de una reposición hablamos de espectáculos en vivo y en directo", comentó Francisco López, para subrayar el trabajo que supone "hacerlo todo de nuevo. Es decir, no es como proyectar una película en el cine". Esta producción de 'Doña Francisquita' se estrenó en septiembre de 2006 en el Teatro Villamarta y ya se ha representado en otros escenarios nacionales de la importancia del Teatro Arriaga de Bilbao y el Gran Teatro de Córdoba. "Excepto la producción escénica, el resto es nuevo", subrayó López. El máximo responsable del Villamarta dijo que la obra plantea dos aspectos muy distintos: por un lado, una trama argumental que procede de Lope de Vega y que empatiza, además de los enredos, la discreción (el título original es 'La discreta enamorada') en sentido de inteligencia, de arducia que tiene la protagonista (María Rey-Joly en doña Francisquita) para conseguir que Fernando (Ismael Jordi), que está enamorado de otra mujer, acabe prendido de ella. Junto a este aspecto de intriga amorosa, está el retrato de postal de Madrid. "Un Madrid poético, romántico e idealizado de principios del siglo XIX", explicó el director de escena. Este ambiente de capital soñada se podrá contemplar a través de la escenografía ideada por Jesús Ruiz, autor también del diseño del vestuario. Otro de los colaboradores artísticos del montaje es Javier Latorre, responsable de la coreografía de los números de baile.

A todo ello se suma "una música optimista, vivificadora incluso en los dúos más conflictivos. Esa búsqueda de la revitalización de la zarzuela, crea un espectáculo de nuestro tiempo, con los mimbres de hoy", apuntó López.

Amadeo Vives consigue una brillantez musical merced a su arte para la orquestación, lo que supone "una dificultad" para la interpretación de la partitura, según Juan Luis Pérez. El director musical considera que la obra tiene una gran exigencia vocal y requiere de artistas de un nivel semejante en todos sus personajes.

Ismael Jordi se mostró "ilusionado" por estar de nuevo en su tierra, "y es que además hace varios años que no cantaba una zarzuela en Jerez. Me llena de alegría estar aquí".

Lorenzo Moncloa destacó que, a pesar de haber hecho numerosas veces esta obra en otras ciudades, el Teatro Villamarta "ha suplido la falta de presupuesto con ojo clínico. Se ha conseguido un gran espectáculo digno de cualquier escenario del mundo".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios