Cultura

Dylan Farrow reitera sus acusaciones contra Woody Allen, que la acusa de cinismo

  • La hija del cineasta asegura que abusó sexualmente de ella cuando era una niña

Woody Allen. Woody Allen.

Woody Allen. / efe

Dylan Farrow reiteró ayer en una entrevista televisiva que su padre, Woody Allen, abusó sexualmente de ella cuando tenía siete años y el cineasta respondió con una breve declaración en la que asegura está usando "cínicamente" la situación actual para repetir una "acusación desacreditada". "Nunca abusé sexualmente de mi hija, como ya concluyeron todas las investigaciones que se realizaron hace 25 años", afirma Allen, que asegura que la familia Farrow se está aprovechando de la oportunidad creada por el movimiento 'Time's Up' para volver a sacar a la luz la acusación. Pero añade, en un breve comunicado enviado a los medios, "eso no lo hace más cierto hoy de lo que lo era en el pasado".

En 1992 su entonces pareja, Mia Farrow, alegó durante su proceso de separación que Allen había abusado de Dylan, a la que habían adoptado juntos. Estas acusaciones fueron investigadas "a fondo por la Clínica de Abuso Sexual Infantil del Hospital Yale-New Haven y el Centro de Bienestar Infantil del Estado de Nueva York", recuerda el realizador. Ambas instituciones "concluyeron de forma independiente que no se había producido ningún abuso sexual. En su lugar, descubrieron que probablemente una niña vulnerable había sido aleccionada por su enojada madre para contar esa historia durante una ruptura polémica", algo de lo que fue testigo Moses, hermano mayor de Dylan, según asegura Allen. Intentaba "convencerla de que su padre era un peligroso depredador sexual", relata el cineasta. Y, "por desgracia, estoy seguro de que Dylan cree de verdad lo que dice".

La joven, que ahora tiene 32 años, está casada y tiene una hija de 16 meses, se mostró ayer firme a la vez que emocionada en la entrevista emitida por el programa 'CBS This morning'. "Quiero mostrar mi rostro y contar mi historia", dijo Dylan, que detalló cómo su padre la llevó a una buhardilla en la casa de campo de su madre en Connecticut, le pidió que se tumbara sobre su estómago y jugara con un tren de juguete de su hermano.

Las acusaciones de la joven han recibido el respaldo de actrices como Natalie Portman o Reese Whiterspoon, que aseguran creer a Dylan y que son parte del movimiento 'Time's Up' contra el silencio en los casos de acoso sexual. "Con tanto silencio roto por tantas personas valientes que se han atacado a gente de alto nivel, sentí que era importante añadir mi historia porque es algo con lo que he luchado durante mucho tiempo", añadió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios