Javier Perianes. Pianista

"Empobrecer a un país culturalmente es hacerlo desde todos los puntos de vista"

  • El intérprete onubense cierra hoy por la mañana en el Palacio de Congresos el ciclo 'Viva la Pepa. Música en las Cortes gaditanas', con un concierto que incluye obras de Blasco de Nebra, Haydn y Beethoven

El ciclo musical 'Viva la Pepa. Música en las Cortes gaditanas' echa hoy el telón con la lujosa presencia del pianista onubense Javier Perianes, uno de los mejores intérpretes españoles, que actúa hoy en Cádiz, a las doce de la mañana en la Palacio de Congresos, tras haber llegado ayer mismo de Sochi, en Rusia. De una punta a otra del planeta para interpretar, con apenas un par de días de diferencia, obras de Manuel Blasco de Nebra, de Haydn y de Beethoven, en una oportunidad inmejorable para comprobar por qué es uno de los pianistas internacionalmente más solicitados.

-¿Qué le ha llevado a Rusia, que no habrá sido huir del frío de España, precisamente?

-No, no, aunque aquí tampoco me ha recibido precisamente un buen tiempo... He ido para participar en un concierto con el famoso viola ruso Yuri Bashmet, la Orquesta de la Nueva Rusia y el violinista Maxim Vengerov, en la inauguración del V Festival de Invierno, nunca mejor dicho, en Sochi, que se retransmitía en director por la televisión pública rusa. Era un concierto con muchos alicientes y ha sido una gran oportunidad de visitar otra vez un país tan veraniego...

-Al menos habrá tenido el calor del público.

-Sí, el público ruso es un público muy interesado en la música culta, con una tradición alucinante de intérpretes en todas las disciplinas, es un público muy acostumbrado. La sala estaba completamente llena, no en vano en el concierto se anunciaban dos de las estrellas más rutilantes del panorama musical, uno en la viola y en la dirección, como es el maestro Yuri Bashmet, y otro el prestigioso violinista Maxim Vengerov.

-Y de Rusia a Cádiz en apenas unas horas, ¿hay algún chip que cambiar en estos conciertos tan distantes y con públicos y programas tan distintos?

-Se trata de adaptarse lo más rápidamente posible al cambio horario, que son sólo tres horas, y de recuperarse física y emocionalmente de haber tocado ayer, con tensión y emoción, y hoy estar en la otra punta del globo con un repertorio completamente distinto. Creo que el reto es adaptarse, hacer un poco de camaleón para adaptarse al sitio cuanto antes. Pero como dice un amigo mío, ese es mi problema. Forma parte de la rutina de cualquier concertista.

-¿Cómo es el concierto que ofrece esta mañana en Cádiz?

-Se me pidió música en torno a 1812, no con música expresamente de ese año, sino alrededor de él. Hablamos de un Beethoven joven, con obras de cierto calado; dos sonatas del último Haydn, y luego un compositor más extraño, menos interpretado, más inusual, como es Manuel Blasco de Nebra, organista de la Catedral de Sevilla, con dos sonatas. Los uniremos de una manera cronológica, aunque en el concierto iremos intercambiándolos.

-Veo en la agenda de actuaciones de su página web que en sus conciertos en el extranjero interpreta con mucha frecuencia a Falla: ¿es muy demandado fuera de nuestras fronteras?

-Aparte de que sea demandado o no, yo lo interpreto por voluntad propia. A veces son las orquestas las que proponen hacer Noche en los jardines de España, otras veces soy yo el que lo hace. Es una obra preciosa que funciona muy bien. No es casualidad, la estoy haciendo con mucha frecuencia, también al hilo de la última grabación que se ha hecho de la obra.

-En Cádiz tenemos a veces la impresión de que no aprovechamos a Falla lo suficiente...

-Tiene usted toda la razón. Muchas veces escucha uno, equivocadísimamente: "El compositor granadino"... Es increíble, y es curioso cómo Granada ha sabido capitalizar mejor la figura de don Manuel por el hecho de haber vivido el maestro unos años allí, en los que disfrutó mucho de la ciudad y en que su producción fue primordial, pero no desde el punto de vista pianístico, curiosamente. Sería interesante reivindicar con más vehemencia la figura de Falla como un compositor eminentemente gaditano.

-¿Qué tal se lleva con la música popular, ahora que aquí ya ha empezado el carnaval?

-Me llevo muy bien, ya mi hijo me contaba hoy, al recogerme en el aeropuerto de Jerez, que el concurso había empezado. Cuando tenía la suerte de vivir en Andalucía, lo seguía en directo por Canal Sur con mi familia. Hemos tenido mucha afición por el concurso. Ahora, en Madrid, me cuesta más trabajo, pero ya me ha dicho un amigo que hay plataformas en internet en las que se puede seguir el concurso. Le confieso que entre viaje y viaje voy a seguirlo, porque me apasiona.

-¿Y ha tocado alguna vez alguna copla al piano?

-No, yo no tengo ese arte, ni en privado. A los del barrio de La Viña les tengo mucho respeto.

-Si se demuestra que la música amansa a las fieras, ¿sería usted capaz de ir a la puerta de las agencias calificación para calmarlas un poco?

-Primero me gustaría ir a las puertas de muchos bancos, para que dejaran en paz a muchas familias, y que tuvieran la flexibilidad de otros años, para entender que la situación es muy complicada y que las familias necesitan respirar. De verdad que me ponía con el piano en las puertas y les tocaba Blasco de Nebra, a ver si les sentaba bien, hombre.

-¿Usted cree que los políticos terminarán dando con la tecla de la crisis?

-No, creo que lo van a tener muy complicado, y que saldremos más por nosotros que por ellos. Veremos qué pasa con la nueva administración, pero nada es halagüeño. Esperemos y deseemos que den con la tecla, pero no tengo gran confianza.

En la cultura, además, se nota mucho la crisis porque en este bendito país tenemos la manía, cuando las cosas vienen mal dadas, de dar caña primero a la cultura. Y no nos olvidemos que empobrecer a un país culturalmente, es empobrecerlo desde todos los puntos de vista, es dejar de pensar, dejar de disfrutar de todo tipo de artes, no solo de la música, hablo de la literatura, de la escultura, de la pintura y de todas las bellas artes, del teatro...

-¿Y como madridista que es, cree que Mourinho ha dado con la tecla frente al Barça?

-No sé, espero que sí, porque si el Madrid no gana esta Liga, con la ventaja que tiene, y yo fuera Mourinho, me marcharía.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios