Espacios para la memoria y el olvido

  • La Obra Social Cajasol ofrece hasta el 28 de marzo, en su sala de la calle Larga, la exposición 'Procesos del paisaje II', en la que se muestran realidades concretas de la retroprogresión y transformación de los espacios

"Ésta es la historia de una ciudad acostumbrada a destruirse a sí misma". Lo dice el periodista Juan José Téllez en 'Algeciras: una aproximación cronológica', uno de los textos que apoya la exposición 'Procesos del paisaje II', que fue inaugurada anoche en la sala Cajasol, de la calle Larga. Un proyecto abierto de exposiciones en torno a las relaciones entre arte, naturaleza y territorio en Andalucía, y sus dinámicas más recientes, tanto estéticas como sociales. Un tema, el del paisaje, vinculado tradicionalmente a la historia de la pintura, revitalizado recientemente por la práctica fotográfica. Muestras que están comisariadas por Francisco del Río.

Los autores José Luis Tirado y José Muñoz destapan sus propios acercamientos a dos realidades muy concretas. Por un lado, 'Paisaje del retroprogreso. Dossier Bahía de Algeciras', en la que Tirado muestra la megalomanía de la localidad a través de un decorado envolvente, en el que es protagonista la zona industrial. Una Algeciras surgida de una visita de la reina Isabel II a Gibraltar, de la que el régimen franquista sacó su cara despechada y lanzó un polo de desarrollo en primera línea de playa. "Fue un escaparate de cara al Peñón, aunque había medios para construirlo tierra adentro y no cargarse la Bahía", comenta José Luis. Un 'crimen' con víctimas: los vecinos de la zona. Este trabajo es un corte sincrónico de un documental de ensayo que está realizando el autor sobre el paisaje en la zona del Estrecho. La instalación consta de ese escaparate y unas voces críticas que hablan de esa realidad a través de unas pantallas, "y para escucharlas hay que arrimarse a estos televisores, que te cuentan esas reflexiones y pensamientos sobre lo que ves, cosa que no sucede habitualmente por el ruido informativo que ensordece a la sociedad", cuenta el artista. La pieza se complementa con una documentación que es una recopilación de todos los fotogramas de los planos rodados, unos mil, y una selección de textos críticos a lo largo de la Historia en torno a la sostenibilidad y el desarrollo.

Por otra parte, una fotografía del año 94 en el cementerio de Granada hizo saltar la chispa en la cabeza de José Muñoz. Fue el origen de la muestra 'Sobre el debate de las dos Españas'. "Allí descubrí un espacio lleno de contradicciones entre las dos ideologías de la Guerra Civil, donde se erigen memorias a fusilados mientras otros recuerdos desaparecen. Todo en un espacio democrático", dice José. En 2003 hizo un trabajo para el diario francés 'Libération' sobre el proceso de exhumación de los cadáveres de las personas fusiladas junto a Lorca, en el barranco de Víznar. Un paso más en la maduración de un proyecto que muestra, a través de la fotografía, "la confrontación de dos ideales políticos, originados hace décadas, pero que crean una serie de realidades: espacios creados para la memoria y espacios creados para el olvido". Las imágenes de Muñoz enseñan el barranco desde diferentes puntos, incluso se pueden ver las fotos de las investigaciones que los hispanistas Claude Couffon e Ian Gibson hicieron sobre el terreno en 1949 y 1967, respectivamente.

Las obras de los fotógrafos José Muñoz y José Luis Tirado se podrán visitar hasta el 28 de marzo. Como es habitual, Cajasol organiza visitas guiadas tanto para escolares como para asociaciones. Para solicitarlas será necesario llamar al teléfono 607514393.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios