Tribuna libre

La Sociedad de Estudios Históricos Jerezanos (SEHJ) y el Ayuntamiento en 1939

EN el Día Internacional de los Archivos bien está resaltar los vínculos tan estrechos entre la SEHJ y el patrimonio documental de los archivos históricos jerezanos: "La delicadeza de los trabajos de investigación que constituyen el objeto social [de la SEHJ], y como tomar en arrendamiento un local supondría agotar la subvención que tiene asignada el Excmo. Ayuntamiento e impedir totalmente dedicar esa subvención a la publicación de nuevos materiales de nuestros archivos históricos jerezanos…". Unos vínculos que eran, precisamente, el nervio de la existencia misma de la SEHJ, pues su objetivo más principal era dar a conocer al público lo que esos archivos históricos contenían.

Pero las circunstancias económicas de la primitiva SEHJ no eran mejores que las de hoy, es decir, eran muy crudas. No hubiera sido posible su existencia misma, quizás, sin la ayuda del Ayuntamiento. Porque no tenía ni local, ni dinero, ni muchos socios, y prácticamente ningún apoyo institucional, excepto el que inmediatamente, al mismo tiempo que se constituía la SEHJ, le brindaría la corporación. Las publicaciones que fueron viendo la luz se debían en buena medida a la protección política, económica y cultural que el Ayuntamiento le brindó desde el principio.

En el Protocolo Municipal nº 666bis-A (Archivo Municipal de Jerez) se encuentran algunos documentos de 1939 en donde se comprueban cómo la SEHJ, a través de su secretario Ángel Rodríguez Pascual, solicita ayuda al Ayuntamiento, pidiéndole dos cosas concretas: 2.000 pesetas de subvención y un local donde tener su sede y guardar las publicaciones, ficheros y documentos varios de la asociación. Aunque en los documentos que reproducimos se observa que ya en el año anterior, 1938, se le habían concedido a la SEHJ 2.000 pesetas en el presupuesto municipal "para el fomento de trabajos de investigación y publicación relativos a la Historia de Jerez". Además, el secretario de la SEHJ, Rodríguez Pascual, le pide al Ayuntamiento que se dé por comunicado en cuanto a la existencia misma de la asociación, remitiéndole cinco ejemplares de los estatutos de la misma, tres para que se guardaran en el Archivo y dos para que se guardaran en la Biblioteca (ya entonces se distinguía bien, sin confusiones, entre una y otra dependencia).

En 9/09/1939 el Ayuntamiento contesta al secretario de la SEHJ que "puede establecer su domicilio social en local de las Escuelas sito en la calle Juan de Abarca, pudiendo ponerse para ello de acuerdo con el sr. arquitecto Municipal". Y en Comisión Mpal. Permanente de 14/09/1939, al punto 12º, se acordaría conceder a la SEHJ otras 2.000 pesetas.

Ya en 6/11/1936 Ángel Rodríguez Pascual, secretario de la SEHJ, formó parte del pleno de la Comisión Gestora del Ayuntamiento de Jerez, con Bernabé Rico Cortés como alcalde. En Julio de 1937 es presidente de la Colonia Escolar Jerezana. En agosto de 1937 lo vemos como teniente de alcalde del que lo era en ese momento Juan José del Junco y Reyes. En un acto homenaje, en la Cruz de los Caídos -probablemente en el Alcázar-, a la compañía de falangistas que comandaba Arturo Paz Varela, aparece como alcalde accidental -aquel victorioso día acompañado de la máxima autoridad militar de Jerez Salvador Arzón Mejías-. En febrero de 1939 ejerce como Jefe Local de Servicio Nacional de Prensa en un acto en la iglesia de San Dionisio dedicado a San Francisco de Sales, "esclarecido patrón de los escritores católicos". Su implicación, desde el bando vencedor, con la educación, el periodismo y la cultura de aquel momento en Jerez se completó -además de con alguna colaboración en la revista Isla, dirigida por Pérez Clotet- con su actuación como secretario de la SEHJ en septiembre de 1939.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios