Extravían el Goya al mejor documental durante una celebración

  • El director Albert Solé no la encontró en el guardarropa donde la había dejado

Comentarios 1

El director Albert Solé, galardonado con el Goya al Mejor Largometraje Documental por Bucarest. La memoria perdida, está disgustado después de que la preciada estatuilla que recibió la noche del domingo, haya desaparecido.

Tras salir de la fiesta organizada por el equipo de Los crímenes de Oxford en un local madrileño, Solé no encontró el busto de Francisco de Goya, imagen de los premios de la Academia, valorada en algo más de 1.000 euros. La estatuilla no estaba en el guardarropa del local cuando éste fue a por ella para marcharse a casa. "Es un robo a la ilusión de muchos años. Me ha costado mucho ganarlo", dijo el director.

Más que el valor económico del Goya en sí, al realizador le duele por "un motivo sentimental. No se lo podré enseñar a mi hija cuando llegue a casa", dijo Solé, de regreso a Barcelona. El director sospecha que se lo ha podido llevar "algún mitómano" que se colara en la fiesta y aseguró que denunciará en comisaría la sustracción del Goya. No teme quedarse sin premio, puesto que los Goya "son un objeto que se hace en una fábrica, eso sí, con mucho cariño y mimo". De hecho, la Academia podría hacerle otro.

El director dijo no tener conocimiento de que ya hubiera ocurrido un robo de un Goya con anterioridad. "Sí me han comentado algún olvido en un taxi, pero siempre han aparecido", prosiguió.

La presidenta de la Academia, Ángeles González-Sinde señaló que "si alguien lo ha cogido, apagamos las luces y que lo devuelvan. No haremos preguntas".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios