La Feria de Arte Contemporáneo abrió sin "rebajas" pero con "ajuste de precios"

  • La directora de ARCO asegura tener unas "enormes esperanzas" en esta edición

ARCOmadrid abrió ayer sus puertas para coleccionistas y profesionales con el panorama de la crisis financiera como telón de fondo, y con unos galeristas reacios a hacer "rebajas" pero sí partidarios de "ajustar los precios" al máximo y de ofrecer facilidades en el pago a los compradores. Entre los artistas más cotizados sigue siendo Francis Bacon y su Study from the human body valorado en 15.700.000 euros. Le siguen Antonio Saura, con su Grande Desnudo a 900.000 euros o el artista ruso IIya Kabakov, cuya pieza expuesta alcanza los 800.000 euros.

En esta edición, abierta hasta el próximo domingo se presentan 238 galerías, una veintena menos que en el año pasado, como consecuencia de la crisis financiera, y de priorizar la "calidad" y no la "cantidad", según explicó Luis Eduardo Cortés, presidente ejecutivo de Ifema, una forma de trabajo, que se repetirá en los próximos años.

Cortes y la directora de ARCO, Lourdes Fernández, reconocieron tener "enormes esperanzas" en esta edición, que cuenta con India como país invitado, y no quisieron hablar de rebajas en los precios pero Luis Eduardo Cortés sí admitió que las transacciones no serán "tan boyantes" como en años anteriores, sobre todo en el terreno institucional, de quienes dijo que tienen "cierta obligación" de adquirir piezas en la Feria.

Respecto a los precios y la deflación del mercado del artístico, la mayoría de los galeristas consultados por Europa Press, descartaron hacer grandes rebajas en sus piezas porque los grandes nombres "tienen el precio que tienen que tener", según explicó la galerista, Elvira González. "En los grandes nombres no hay rebajas. Antes estábamos acostumbrados a récords diarios en las subastas, ahora vivimos una época más conservadora y se notará en algunos precios", reconoció.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios