Fútbol At. Onubense 1 - Xerez CD 1

David Lagos · Cantaor

"El Festival es mágico porque los aficionados y artistas se mezclan"

-¿Qué tiene el Festival de Jerez que no tienen los demás?

-Pues que es un festival joven, y al serlo se está preocupando por hacer las cosas bien. Además, se desarrolla en un espacio reducido, puedes ir andando de un sitio a otro. Y están las peñas y los bares, donde aficionados y artistas se mezclan y se disfruta a unos niveles que se ven en pocos sitios. Es lo que veo que tiene de mágico

-¿Con qué rincón de Jerez se queda de forma especial?

-Aquí hay muchos rincones mágicos. Yo vivo en Santiago, pero mi familia hasta que nací ha vivido en la Plazuela. Y los primeros cantes que aprendí fueron plazueleros. Con cualquier rinconcito de la Plazuela..., con tres niños cantando disfruto. Pero Santiago también tiene mucho encanto y el flamenco se ve día tras día.

-¿Bailar pegados es bailar o prefiere mantener las distancias?

-Depende de para qué. Soy un tío muy individualista. Entiendo que hay gente que necesita que le apoyen, que le alimenten el ego. Yo tengo la suerte de tener a mi mujer, que me dice 'esto es flamenco o no lo es'. Me pone firme (risas).

-¿Qué artista le 'pone' o le 'ponía'?

-La música está viva y actúa según el que está escuchando. Depende del estado de ánimo que te llegue de una manera o de otra. Si me pongo a nombrar artistas no acabo. Es más cuestión del momento y del estado de ánimo.

-¿Qué palo le da más 'palo'?

-Probablemente sea la seguiriya, porque es un palo que depende mucho del estado anímico del que te encuentres para que te coja bien o malamente. Es muy difícil después de haber hecho una alegría, oliendo a sal, meterte en un papel de una seguiriya. Si el estado anímico es el adecuado es el que más te puede gustar, pero de lo contrario es el más frío del mundo.

-¿Cuál es el sitio más raro en el que ha actuado?

-El primer contrato que hice fue para Beirut, estaba en la posguerra. Nos llevaron prometiéndonos que aquello era la perla del Mediterráneo, pues en su día lo fue, pero aquello de perla tenía poco y en el Mediterráneo estaba de milagro. Y fui allí y nos metieron en una especie de burdel y la gente fue a vernos pensando que estábamos haciendo un espectáculo de muchachas que se quitaban la ropa... Me pidieron que cantase el bamboleo, porompompero...

-¿Con quién se daría una 'pataíta', con Zapatero o con Rajoy?

-Ojú. De política no entiendo, pero lo que te puedo decir es que crecí con el PSOE y he visto a mi padre pasar de no tener ná a tener una paguita. Si hubiese estado otro presidente podría decir lo mismo de él, pero me he criado con la ilusión de mis padres del PSOE y yo me mantengo fiel a esas costumbres. De momento, con Zapatero.

-¿Le ha tenido que hacer la pelota a alguien para llegar a donde está o los políticos suelen ser gente sensible?

-Pues claro que hay políticos sensibles. A veces intercambian votos por actuaciones y creo que el arte debe estar fuera de ese juego, aunque es comprensible. Si eres una persona que arrastra gente, pues es lógico que el político se congracie con ese artista.

-¿A quién o a qué le haría un desplante?

-A la hipocresía. No entiendo a la gente hipócrita. Trato de no serlo, y no voy a decir que nunca lo haya sido y que nunca lo seré.

-¿Hay algo que le dé 'jindama' en el flamenco actual?

-Cada vez que me subo a un escenario me da miedo porque es una responsabilidad muy grande, pero otras cosas no. Me da miedo de no estar a la altura de lo que la gente espera de mí, pero siempre intento disfrutar y pienso que una mala tarde la tiene cualquiera.

-¿Qué disciplina elegiría si acudiese a una Olimpiada?

-(Risas) Iría practicando el lanzamiento de peso. Correr es de cobardes.

-¿El flamenco da para forrarse o para llenar la nevera?

-Los que vinieron antes que nosotros llenaban la nevera y a duras penas. Una vez trabajé con Chocolate y me decía: 'ustedes no sabéis lo que hemos pasado, hemos sembrado y ustedes recogen las mieles'. Y es verdad. Considero que estoy forrao si entendemos por eso llevar mi casa pa' adelante y criar bien a mis hijos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios