Hermoso de Mendoza gana el duelo entre los hermanos Rivera

  • El rejoneador fue el único que cortó trofeos en la mixta con Cayetano y Francisco

Hermoso de Mendoza cuajó una triunfal actuación, ayer, en el quinto festejo de la Feria de Begoña de Gijón, y cortó dos orejas y salió a hombros de una función mixta, en la que los dos hermanos Rivera Ordóñez, se fueron de vacío.

Se lidiaron dos toros para rejones de Murube, parado el primero y con movilidad el segundo, y cuatro en lidia ordinaria de Zalduendo, aceptablemente presentados, flojos y bajos de raza.

Hermoso de Mendoza, ovación y dos orejas. Rivera Ordóñez, ovación en ambos. Cayetano Rivera: ovación y silencio. La plaza rozó el lleno.

Hermoso de Mendoza protagonizó lo más importante de la función frente al quinto, toro con movilidad, al que instrumentó una labor de mucha altura. Al que abrió plaza, toro amigo de las tablas, realizó Hermoso una labor de mucha técnica y riesgo, en la que todo tuvo que ponerlo él a base de llegarle mucho al animal.

Rivera Ordóñez realizó una faena nada más que correcta a su primero, al que toreó limpio y templado, pero sin hondura. Puso voluntad, y por ello fue ovacionado. Frente al quinto, el mejor de los lidiados a pie, anduvo más centrado Rivera, que protagonizó un variado tercio de banderillas. En la faena de muleta, destacó en el toreo al natural.

Lo mejor de la actuación de Cayetano frente a su primero fue el elegante y reposado saludo de capote. Pero en la muleta no acabó de acoplarse. Con el sexto, más de lo mismo. Toro con muy poco fondo, y Cayetano, correcto, realizó una aseada labor.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios