Hermoso corta una oreja en la tercera de la Feria de Santander

Sólo el rejoneador navarro Pablo Hermoso de Mendoza cortó una oreja en la tercera de la Feria de Santiago de Santander, festejo en el que Álvaro Montes dio una vuelta al ruedo y Fermín Bohórquez se fue de vacío.

Fermín Bohórquez abrió plaza con un toro que anduvo justo de fuerzas. Lo enceló de salida en la cola del caballo y destacó en un par de banderillas por los adentros y a dos manos. Mató mal y se silenció su labor. Con el cuarto dio demasiadas pasadas en falso, tantas que le pasaron factura con el respetable, igual que las banderillas a la grupa. No arriesgó y se fue de vacío.

A Pablo Hermoso de Mendoza le tocó en suerte un marmolillo. Se esforzó el estellés por provocar la embestida pero fue en vano. Parado en seco el toro, el rejoneador se arrimó en las banderillas cortas y en las piruetas, calando así en los tendidos. No estuvo solvente con el definitivo y perdió una oreja.

Con el quinto si tocó pelo gracias a una faena en la que todo lo hizo el jinete. Manso de libro como el resto de la corrida, el toro no paró de aquerenciarse en tablas. Hermoso se lució con Chenel y Nativo a dos pistas.

Álvaro Montes dio un mitin con el descabello en el tercero bis, en el que tiró de piruetas y exhibiciones varias de cara a la galería, pero algo tenía que hacer ante el descastado animal.

El sexto se movió más que su hermano y, sin embargo, el rejoneador hizo una faena cortada por el mismo patrón. Poco toreo y mucha doma clásica que resultó efectiva en los tendidos. Pero pinchó de nuevo y el respetable se enfrió.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios