Historias de la Cuaresma

Indagando en la prensa local he encontrado una curiosidad referente al Cristo de la Viga en 1928. En esos años era la Hermandad del Santo Entierro la que organizaba su salida procesional. El periódico El Guadalete del 16 de marzo indicaba en su portada: "Hoy viernes, último día del popular y devoto Quinario al Santísimo Cristo llamado de la Viga (…)".

Después añadía un dato bastante inusual en lo que se refiere a un crucificado. Indicaba la prensa que tras la finalización del ejercicio del Quinario y traslado al altar mayor se celebraría el tradicional besamanos al Santísimo Cristo de la Viga. A continuación transcribo textualmente: "Consistirá éste en el tradicional besamanos- o adoración pública- a dicha venerada imagen, y se realizará por la tarde; cuando acabado el ejercicio del Quinario y trasladada aquella en solemne procesión desde el altar mayor capitular hasta su capilla, sea colocada en el suelo por los fervorosos Hermanos del Calvario (…). Los fieles podrán desfilar ante Él, bien en particular, ya corporativamente, pudiendo detenerse cada uno para besar manos y pies".

Concluía informando que el besamanos 'popular' cerraba a las once de la noche. Sin duda, es una reseña interesante y como señala el texto no se trataba de algo ocasional: era 'el tradicional besamanos'.

Antonio de la Rosa Mateos (CEHJ).

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios