Homenaje a Galloso en la Peña 'El Chumi' al cumplir cuarenta años en los ruedos

  • El torero de El Puerto, que vuelve a la Plaza Real este verano a los trece años de su retirada, debutó el 5 de junio de 1969

El matador de toros José Luis Galloso, que tiene anunciado su regreso a los ruedos tras una retirada de trece años, recibió en la noche del viernes un homenaje de la Peña "El Chumi" coincidente con sus cuarenta años en los ruedos.

Porque fue un 5 de junio de 1969, en una plaza portátil instalada en Puerto Real, cuando el que iba a ser el torero de más importante trayectoria de todos los nacidos en El Puerto, debutó en público.

El propio José Luis Galloso evocó en la sede de esta bonita peña portuense, que aquel día viajó a la ciudad vecina en el mismo camión en el que se repartían los graneles y elaboraciones de la destilería familiar en la que ayudaba el naciente torero, y que se vistió en una pensión puertorrealeña compartiendo habitación con los otros toreros que actuaban: El Bello o Morenito de Jerez.

Desde entonces una cadena d e triunfos y una importante carrera profesional que recorrió el diestro desde el estrado de la entidad que preside Juan Manuel Delgado Pineda y que compartió con el aficionado y miembro de la junta directiva de la peña Aniceto Perdiguero, mulillero del tiro de la Plaza Real, y Francisco Orgambides, de este periódico.

El popular y apreciado Aniceto, que se confesó Gallosista de toda la vida, confesó que lleva tantos años como mulillero por culpa de Galloso, al que siguió en muchos desplazamientos como tantos portuenses y que, por hacer el paseíllo con él, se las ingenió para conseguir un puesto en el tiro de mulillas de Pacurri .

Galloso recordó sus buenos momentos y no eludió de hablar de los malos. Confirmó su actuación en el próximo abono de verano de la plaza de toros de El Puerto si bien no adelantó cartel por no estar cerrados los ajustes de última hora. El torero afronta el reto con la seriedad de un compromiso profesional de esta naturaleza pero con mucha ilusión: "no por demostrar nada, porque a estas alturas de mi carrera nada tengo que demostrar, pero sí con la ilusión de que me vea la juventud y esa nueva afición que ha llegado a los toros y que oyeron a sus padres hablar de Galloso, como a mí me encantaba ver a otros toreros con solera. Para mí es muy bonito".

El torero que acudió , que acudió al acto acompañado de su banderillero Antonio González Sabio, de su mozo de espadas Paco Ragel y del matador de toros José Luis Berciano, mantiene su ideario estético y profesional: "soy un torero muy preocupado de la dirección de lidia, que me gusta mucho bregar y controlar la lidia del toro, que además de la importancia del toreo de muleta siempre he querido poner en valor el toreo de capa y que me he preocupado mucho de la suerte suprema". En este sentido en la mesa se recordó el sacrificio personal del torero por ejecutar la suerte de matar recibiendo, difícil manera de estoquear que le ha reportado muchos triunfos y que, a la vez, le ha privado de redondear grandes tardes en plazas muy importantes.

La velada, que contó con el broche de oro de la actuación de la artista malagueña Isabel Rico tuvo lugar en la noche del viernes ,a los cuarenta años del arranque del fenómeno gallosista, que no ha terminado y que este verano abre un nuevo capítulo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios