Hoyos explotará con fines privados obras producidas con dinero público

  • La Junta de Andalucía le cede durante dos años los derechos de los montajes 'Poema del Cante Jondo' y 'Viaje al Sur', para que pueda "retomar su carrera"

El pasado abril, en el primer encuentro entre Paulino Plata y la coreógrafa Cristina Hoyos tras el comentado cese de ésta como directora del Ballet Flamenco de Andalucía (BFA), el consejero de Cultura declaró su intención de "seguir colaborando" con la artista para que "continúe desarrollando su labor artística, y siga consiguiendo todos los triunfos del mundo". Por su parte, la bailaora celebró "las continuas llamadas a su oficina" para, dijo, "ofrecerme ballets, trabajos y cosas". Esta abstracta voluntad de colaboración entre la Junta y la veterana artista sevillana se plasma en un contrato de cesión de derechos de explotación por dos años de dos espectáculos creados para el BFA durante su etapa como directora, desde 2004 a finales de 2010. O lo que es lo mismo, la coreógrafa podrá gestionar y llevar de gira con su compañía privada dos montajes que fueron creados en su día con recursos públicos. En concreto se trata de la cesión de la coreografía de los espectáculos Viaje al Sur (estrenado en marzo de 2005, en Córdoba) y Poema del Cante Jondo. En el café de Chinitas (cuyo estreno fue en el Festival de Granada, en julio de 2009). Asimismo, mediante este acuerdo se ceden todos los elementos que componen la obra -escenografía, vestuario, etcétera- previo inventario de los mismos que, al término del contrato de cesión, habrán de volver a integrarse en los fondos públicos de la Consejería.

La gestión de los derechos de las coreografías de autor en ballets públicos es un peliagudo asunto que originó un sonado divorcio entre Nacho Duato y la Compañía Nacional de Danza. En el caso andaluz, "las producciones del BFA son propiedad de la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales" (órgano de la Consejería destinado a reordenar el sector público cultural), aclaró ayer María de los Ángeles Carrasco, en una entrevista por correo electrónico concedida a este medio. Según explica la responsable de Instituto del Flamenco (anteriormente Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco), "cuando se le comunicó oficialmente a Hoyos el cambio de modelo de gestión del BFA, y su posterior cese al frente del mismo, solicitó a la Consejería la cesión de los derechos de algunas coreografías que se habían producido durante su etapa como directora. La intención de la artista era continuar su actividad profesional y, nos solicitaba la cesión para la época de transición que se le aventuraba al retomar su labor profesional al frente de su propia compañía. Desde la Consejería se hizo un estudio jurídico de las posibilidades que teníamos de atender la demanda de la bailaora y tuvimos a bien cederle tanto las coreografías como los elementos necesarios para su puesta en marcha por un tiempo en el que ella pueda replantearse y retomar su carrera profesional". El resultado, continúa Carrasco, "fue la firma de un contrato de cesión de derechos de varias coreografías de su etapa al frente del BFA por un periodo máximo de dos años". De este modo, "la marca Andalucía y el flamenco siguen ligadas al nombre de una de las grandes del baile flamenco, que llevará por bandera nuestro arte más representativo allá donde estén sus obras. El importante legado artístico que nos ha dejado debe ser difundido y conocido por aficionados del arte jondo de todo el mundo, y con la cesión temporal de estos espectáculos conseguimos el objetivo".

En todo caso, este acuerdo con la Junta era una petición formulada por la artista a partir de que se empezó a hablar de su posible salida del BFA. Así, en una entrevista concedida a este medio en mayo de 2010, Cristina Hoyos declaró: "Las coreografías que yo hago son para el Ballet y del Ballet, que es su dueño. Pero si, en el futuro, entrara una nueva dirección que no quisiera seguir representando estos montajes, tal vez yo podría llegar a un acuerdo con la Junta para seguir haciéndolos por mi cuenta". Aunque, por ahora, nada se sabe de la nueva dirección y del futuro de BFA que -ahora sí- pasará a estar tutelado por el Instituto del Flamenco, Cristina Hoyos no ha encontrado óbice para llegar a un provechoso acuerdo con la Junta.

actuación en parís

La próxima agenda de compromisos de la artista contempla varias actuaciones, una de las más importantes, según informa la web Flamenco-world, es la que la lleva ante el público de París, donde la artista recibió la Medalla de la ciudad en abril de 2009. La cita será en el Palais de Congrès del 29 de noviembre al 3 de diciembre con la obra Poema del Cante Jondo. En el café de Chinitas bajo la producción de la empresa Romero Díaz, responsable, según su web, de las giras de artistas como Caetano Veloso, Chucho Valdés, Pablo Milanés y, en el terreno jondo, de recitales de Paco de Lucía.

Las entradas para ver el Ballet Flamenco de Cristina Hoyos, según se anuncia en los carteles, ya están a la venta por un precio que va de los 75 a 33 euros. En la publicidad dispuesta para la difusión de este evento figura la colaboración en esta gira de instituciones públicas como la marca Andalucía Turismo, la Junta de Andalucía y el Instituto Cervantes y el patrocinio privado de Air Europa y Prosegur, entre otros colaboradores.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios