La 'Inmaculada' de Rota reluce de nuevo

  • La iglesia Nuestra Señora de la O recibió la obra restaurada

La parroquia de Nuestra Señora de la O, en Rota, acogió ayer el acto de recepción del cuadro de la Inmaculada Concepción restaurado por el grupo de investigación y desarrollo tecnológico S.O.S. Patrimonio, de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Sevilla gracias al convenio firmado entre esta entidad, el Obispado de la Diócesis de Asidonia-Jerez y el Ayuntamiento de Rota.

En un acto que contó con la presencia del alcalde, Lorenzo Sánchez Alonso y la delegada de Cultura, Auxiliadora Izquierdo Paredes, la directora del grupo de investigación, María Dolores Ruiz de Lacanal, fue la encargada de explicar cómo se ha llevado a cabo esta restauración y que aspectos históricos y artísticos se han descubierto durante el proceso, en el que se ha procurado respetar al máximo los valores de originalidad e historicidad de la obra, utilizándose materiales reversibles.

Para la directora, tenían razón tanto los que llamaban al cuadro Asunción de la Santísima Virgen, como los que lo llamaban Inmaculada Concepción, porque cuenta con una rica iconografía. Por un lado, responde, según Ruiz de Lacanal, a la Inmaculada Concepción y coincide con la idea de la Purísima descrita por el pintor Francisco Pacheco, quien fijó la iconografía respecto a esta representación con una Virgen sin niño en los brazos, con las manos juntas, cercada de sol, coronada de estrellas, la luna a sus pies, con túnica blanca y manto azul, y rodeada de los símbolos de las letanías loretanas. Por tanto, se funde la Asunción (muerte y ascensión a los cielos), la coronación, con la concepción sin pecado de la Virgen y la propia divina concepción.

El cuadro de grandes dimensiones, ha tenido que ser reentelado porque estaba dividido por una costura, en parte rota. Se ha restaurado tanto el lienzo como el marco, comenzado por la fijación de los dorados y la policromía, y siguiendo por el lienzo y la madera, débil una y con ataques de insectos xilófagos la otra. Una vez tratado el soporte, se procedió a reintegrar tanto los estucos como las tintas, y se realizó una limpieza profunda para recuperar los brillos y matices perdidos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios