Ismael Jordi: ýHago Romeo en un momento idóneo en mi carreraý

  • El tenor jerezano asume este papel y lo pondrá en escena en el Villamarta los próximos días 24 y 26 de enero

'Romeo y Julieta', la eterna historia de amor basada en la obra de Shakespeare, vuelve al escenario del Teatro Villamarta. En esta ocasión, el rol de Romeo recae sobre el tenor de la tierra Ismael Jordi, que encara este papel por primera vez en compañía de Ruth Rosique, soprano sanluqueña que también se estrena en el papel de Julieta.

-Algunos críticos y estudiosos consideran 'Romeo y Julieta' como su mejor obra lírica, por encima de otra tan emblemática como 'Fausto'. ¿Qué opina al respecto?

-Creo que ‘Fausto’ es una ópera maravillosa, pero bueno, creo que ‘Romeo y Julieta' es una obra mucho más completa. Aparte, es una música extraordinaria donde pienso que Gounod estaba especialmente inspirado cuando la escribió. Es un obra que sí, se habla de la soprano, se habla del tenor, pero realmente parece que en ocasiones hasta hacen falta dos tipos de tenores.

-Es un trabajo muy exigente…

-Sí, sí. Es muy exigente. Hace falta un tenor que sea lírico, más ligero, ¿no? Pasa igual con el papel de Julieta. Son papeles, por lo menos los dos principales, muy complicados.

-¿Dónde reside, entonces, según usted, el mérito de 'Romeo y Julieta'?

- La música, el libreto archiconocido. Creo que es una ópera de las más bellas que yo he cantado, sobre todo, musicalmente.

-Es su debut, además…

-Sí, igual que Ruth Rosique, que también se estrena en este papel.

-¿Qué tal se encuentra en el rol de Romeo?

-Bien, es un papel que poco a poco creo que será uno de mis caballos de batalla en mi carrera, al igual que el repertorio francés que jugará un papel muy destacado a lo largo de mi trayectoria como cantante. Es un repertorio en el que me siento como pez en el agua. El tipo de canto le viene perfecto a mi forma de cantar y a las características de mi voz.

-Esta ópera estuvo durante un tiempo en un relativo olvido. Uno de los artífices de su recuperación fue su maestro, Alfredo Kraus. ¿Tuvieron muchas conversaciones sobre 'Romeo y Julieta'?

-Él decía que el personaje era un chico joven pero que realmente Romeo había que afrontarlo con cierta madurez. Yo creo que Kraus debutó con cerca de cuarenta años, así que es un ejemplo de lo que te digo.

-Usted lo afronta ahora, algo más joven…

-Pienso que me ha llegado el momento idóneo para cantarlo.

-Usted ha estado fuera de España (Amsterdam) durante dos meses. Imagino que tendría ganas de volver a España y al Villamarta.

-Yo estaba desando volver a España y a Jerez, claro.

-¿Hay una responsabilidad extra por eso de cantar en Jerez? ¿Cómo lo afronta?

-Para mí la responsabilidad es más grande porque en Jerez quiero hacerlo mejor que en ninguna otra parte.

-¿Le da tiempo a pensar en algo que no sea la partitura poco antes de que se suba el telón?

-Yo intento no pensar dónde estoy. Soy de los que necesita la concentración, y no puedo estar en otras cosas. Eso me sirve para hacer las cosas con más atención y más exigencia. Eso para mí es fundamental.  

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios