El cante de Jerez llora la muerte de Manuela Méndez 'La Chati'

  • La artista, de 56 años, falleció en la madrugada del domingo y hoy recibirá cristiana sepultura

Comentarios 9

En la madrugada del pasado domingo nos dejaba una de las artistas jerezanas más singulares de los últimos tiempos, Manuela Méndez 'La Chati'. Después de varios meses luchando contra el cáncer, la llama de la cantaora se apagaba a eso de las dos de la mañana, una noticia que cogió por sorpresa a muchos y que desató un reguero de lágrimas para amigos y artistas que apreciaban de todo corazón a la artista.

Sus restos fueron trasladados a primera hora de la mañana de ayer hasta el tanatorio de nuestra ciudad donde hoy a partir de las diez de la mañana recibirán cristiana sepultura.

Personalidades del mundo del flamenco, de Jerez y sus ciudades limítrofes, desfilaron durante todo el día de ayer por el tanatorio para despedir a una artista voraz sobre el escenario y humana fuera de él, quizás por ello Manuela tenía tantos amigos. Su marido, Rafael Agarrado, y sus hijas, Adonaya y Tomasa, recibieron el calor de numerosas personas que quisieron arroparle en estos momentos tan duros.

Artistas como Pansequito, Aurora Vargas, Luis 'El Zambo' y Diego Carrasco, por nombrar a los múltiples caras conocidas que se vieron por el tanatorio, se personaron en el sepelio. Otros, como el caso de Alejandro Sanz, manifestaba ayer a través de su cuenta de twitter su pesar por la muerte de Manuela. "Hoy Jerez no es Jerez, se nos fue La Chati, una gitana buena, hoy le lloran corazones en todas las voces de metal y madera, la lloran en cada rincón y en cada casapuerta" (...).

Manuela Méndez Sánchez 'La Chati', de 56 años, era sobrina de La Paquera (hija de su hermano Manuel) y una defensora a ultranza de la casta de los Méndez y de su Jerez. Su característico quejío y sobre todo su fortísima personalidad encima del escenario, con una vitalidad y un arte fuera de lo común, le hicieron darse a conocer a finales de los setenta y durante la década de los ochenta, cuando formó un dueto con su hermana Paqui.

Los mejores tablaos de la capital de España fueron testigos del despegue de dos jóvenes voces jerezanas a las que abanderó desde siempre su 'Tata' Paquera. Aquel mítico dúo de Paca y Manuela, que en un principio se denominaron 'Las Paqueras', revolucionó el flamenco de la época, ya no solamente por la personalidad que ambas irradiaban encima de las tablas, sino por su originalidad, ya que interpretaban con una exquisita compenetración aquellas letras de La Paquera que componía Antonio Gallardo y algún que otro tema de actualidad que versionaban con encanto y compás.

En los últimos años, y tras varias décadas viviendo en Madrid, Manuela había fijado su residencia en Jerez, y sus actuaciones habían comenzado a ser más esporádicas, aunque mayormente en solitario. Sin embargo, Manuela nunca perdió esa manera de embaucar con su cante, sobre todo al meterse por bulerías, un terreno que dominaba como nadie, y no únicamente a la hora de cantar sino también en el camino de la interpretación, fundamental en muchas ocasiones.

En 2008 recibió el Cántaro de Oro de la Peña Tío Juanichi El Manijero, en un acto muy emotivo y que congregó a muchísimos artistas. La última vez que pudimos verla sobre un escenario fue el pasado tres de noviembre, coincidiendo con la presentación del segundo disco de Jesús Méndez, su yerno.

Entonces, La Chati, anárquica y todo un vendaval cuando se ponía delante del público, regaló momentos de cante y baile para la historia ejecutando con maestría aquel 'Maldigo tus ojos verdes' de La Paquera.

Jerez pierde a otro de sus estandartes y su adiós deja huérfana a una saga, la de los Méndez, donde era uno de los pilares más importantes. Descansa en Paz, amiga Manuela.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios