José Manuel Grimaldi aúna sus dos pasiones en una exposición

  • Fotografía y música empastan en 'El ruido que me sigue', que se muestra en el Copacabana

Desde que su tía le regalara en plena adolescencia su primera cámara Agfa Isoly 100, el gaditano José Manuel Grimaldi empezó a percibir la realidad desde un objetivo. Todo pasa por el filtro mágico de su mirada. Sus pasiones, las primeras. Y, de ellas, la principal, su amor a la música. Así que no es extraño que su ciudad natal pueda disfrutar de su particular celebración de sus intereses en El ruido que me sigue siempre, una muestra que se encuentra en la sala Copacabana (plaza Ingeniero La Cierva) y que se podrá visitar hasta el 6 de abril.

La exposición es el fruto de su labor en festivales, teatros, salas y discográficas. "Es la manera más sencilla de unir mis pasiones, primero la música, como un ruido que en forma de decibelios, hertzios y segundos siempre ha estado presente en mi vida, y segundo, disfrutar de la fotografía profesional como instrumento para hacer ver gestos, juegos de sombras y luces que los espectadores no han podido apreciar", describe el autor.

La muestra se compone de nueve obras realizadas en un novedoso papel de algodón fine art Hahnehüle de 310 gramos en soporte sólido forex de 5 mm y marco a la caja, donde podemos conciertos de grupos de pop independientes como Maga, grandes clásicos como Joan Manuel Serrat, artistas internacionales como Seal o recitales de orquestas.

Técnico Superior en Realización de Audiovisuales y Espectáculos, Grimaldi trabaja actualmente en Granada como fotógrafo institucional y de prensa, actividad que compatibiliza con diversos trabajos en el mundo de la cultura, siendo colaborador habitual de la revista impresa de tirada nacional Mondo Sonoro y de portales musicales en la Red.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios