José Tomás se mantuvo en pie pese a tener lesiones graves

  • El torero fue operado en la enfermería de la plaza de toros y está ingresado en la jerezana clínica de 'Los Álamos' · Tiene una cornada en el glúteo de dos trayectorias y otra en la axila de menos gravedad

Comentarios 1

La hazaña de José Tomás no se redujo a lo artístico en el ruedo durante el mano a mano, a fin de cuentas un duelo en la cumbre en el que no hubo faenas redondas. Cuando el mítico espada ha dado una lección de capacidad de sufrimiento y de raza torera ha sido permaneciendo en el ruedo con una cornada grave, para no dejar a su compañero sus toros, en el afán de cumplir un compromiso que tanta expectación había levantado.

Porque según el parte médico que ha firmado el doctor Mendoza, José Tomás ha permanecido en el ruedo más de dos horas, en su puesto, a pesar de sufrir daños como lo que describe el taurotraumatólogo jerezano:

"José Tomás presenta "una herida por asta de toro en el glúteo derecho con dos trayectorias, una lateral derecha y otra lateral izquierda, una de siete centímetros y la otra de ocho centímetros. Se le ha operado, se le practicó un friedrich, se le han puesto dos drenajes en la zona y se le ha suturado y después otra herida que en principio no sabíamos que la tenía, que al desnudarlo descubrimos que en la axila derecha, tenía una herida muy grande, amplía y estrellada, muy dispareja que también le hemos operado y esperemos que vaya muy bien, porque la sutura ha ido bien, la limpieza bien, los drenajes bien".

La extensión de esta cornada de la axila según Julio Mendoza es de "unos nueve o diez centímetros y le ha dejado al descubierto la arteria axilar, pero en definitiva ha sido limpia". El pronóstico final es "Grave" y fue trasladado, tras la intervención en la enfermería, a la clínica "Los Álamos" de Jerez.

Una vez más se ha puesto de manifiesto la impasibilidad del torero frente al dolor, como el año pasado en Linares o este año en la plaza de Jerez, permaneciendo en el ruedo a pesar de las heridas sufridas durante la lidia.

Con José Tomás trasladado en ambulancia a la clínica jerezana termina una jornada donde El Puerto y su Plaza Real han gozado de máximo cartel en el planeta del toro, una jornada que los toreros iniciaron en la intimidad del hotel, con el silencioso trabajo de los mozos de espadas preparando los ternos de luces -malva y azabache para Morante de la Puebla y grana y oro para José Tomás- en una jornada histórica para El Puerto y su plaza de toros.

Crónica social en págs. 2 a 7 de 60 Días

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios