Juan Daza y la epidemia de 1518

Del extenso cuadro de calamidades que asolaron Jerez en estos siglos de la Modernidad (de lo que ya hemos hablado en otras ocasiones: peste bubónica, hambrunas, gripe, 'tabardillos'…), nos pararemos, para hacernos una idea, en el testimonio de Juan Daza acerca de la peste de 1518:

"En este dicho año acudieron de toda la comarca infinita gente, especialmente muchachos. Andaban por las calles dando gritos: ¡Que me muero de hambre! Y no había quien se doliese de ellos ni le diese cosa ninguna (...). Asimismo, ni dejan perro ni gato por toda la ciudad que no lo mataban y lo comían y otras carnes muy peores (...), se morían de hambre y de otras enfermedades, así como modorra (…); y eran tantos los muertos, que no los podían enterrar a todos y muchos se dejaban y los comían los perros. Y era tanto el hedor que no había hombre que anduviese por las calles (...). En ese dicho año, en el mes de abril, ya al final de él, ya andaba la pestilencia (…). Y como entró mayo, cada día iba creciendo en gran manera que un día enterraban diez y otro día treinta y otro día cincuenta y otro día ciento. Y (…) al fin de este dicho mes hubo semana que se enterraron cuatrocientos cuerpos y más".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios