Juan Salido, el relato desapasionado de la Cuba profunda

NO es el nuevo libro de Juan Salido otro episodio testimonial de los muchos que se han hecho de Cuba y su gente; testimonio que, muchas veces, patrocinaba una Cuba llena de falsedades, de poco rigor social, de interesados planteamientos con los pobres cubanos, tanto él como ella, muy poco favorecidos y relegados a un estamento de paupérrimas intenciones sociales y desenlaces, quizás, engolfados por miradas concupiscentes. Esto que digo, ni es Cuba ni mucho menos es la Guajira cubana del libro de Juan Salido.

La nueva obra de este fotógrafo nos transporta al neorrealismo; con su 'Cuba Guajira' nos introduce en los medios de ese neorrealismo que extrae de la sociedad real sus documentos más expresivos, sus posiciones menos forzadas y sus más absolutos encuadres de una realidad donde, de lo mínimo existente, es capaz de extraer verdaderos máximos absolutos.

Juan Salido se introduce de verdad en la Cuba inmemorial de la caña de azúcar y del tabaco; en una Cuba alejada de todos los postulados -verdaderos o falsos- que nos hicieron creer los estereotipos al uso y que han convertido a la isla caribeña en un remedo desapasionado de poca cosa, y hasta donde se acude, en el mejor de los casos a buscar sus contrastes superfluos y decadentes. La Cuba que relata y fotografía Juan Salido es la Cuba profunda, la otra Cuba campesina, mucho más quejumbrosa que la bella decadente que busca el turismo habitual. Al mismo tiempo, por el propio discurrir de los últimos acontecimientos, se va a convertir en todo un testimonio de consecuencias antropológicas. Un libro que va a servir de referencia. Si todo acontece como creemos que va a ocurrir, con Estados Unidos, definitivamente, abriendo los brazos y quitando los grilletes del acoso social y económico, Cuba, en unos años, va a cambiar hasta de fisonomía. Los rigores de la pobreza, esa que tanto ahoga y mediatiza, verán atemperadas sus nefastas posiciones. Los esquemas de un política opresora pueden que estén llegando a su fin y la luz diáfana de la libertad y de la democracia podrá quitar hierro a una sociedad inmersa en la cruel coordenada de la injusticia social. Todo esto verá reducido esa esencia que, todavía, encierra la guajira de la caña de azúcar. Por eso, este libro va a ser todo un tratado de sociología, de geografía humana, de historia de un pueblo relativizado por sus muchas carencias y potenciado por su suprema naturaleza humana.

Juan Salido nos ha situado con su obra en los medios de aquella existencia, ha metido su cámara en los horizontes casi vírgenes de un pueblo que mira sin posar, extrayendo las miradas profundas de la gente, sus gestos pausados, su ancestral calma, el discurrir sin tiempo de sus vidas. Los habitantes de la Guajira desentrañan su pobreza llena de dignidad, la misma esencia que les permite vivir inmersos en una dulce naturalidad, vacía de cualquier aditamento extraño que impone la moderna sociedad de consumo. Estamos ante todo un documento donde estética y ética social y geografía humana yuxtaponen sus fronteras hasta alcanzar un todo de paisaje humano.

De nuevo, Juan Salido se nos ofrece como un artista total en los horizontes de un arte, también, total, con las argumentaciones de una fotografía en la que la Cuba profunda de la caña de azúcar, esa guajira eterna, de contrastes y pausada humanidad se convierte en un absoluto motivo estético. Un libro de fotografía que abandona sus lógicas posiciones de sin par belleza para alcanzar un postulado mayor que servirá para que, generaciones posteriores, encuentren la referencia absoluta de un pueblo que, dentro de su esquiva realidad a contracorriente, conservó su sabia y eterna dignidad.

La obra de Juan Salido nos pone en la sintonía total con la gran fotografía de todos los tiempos, esa que encierra el imperecedero espíritu de lo tradicional y que responde a los comprometidos postulados de la verdad creativa, que promueve nuevas formulaciones y deja abiertas de, par en par, las compuertas de la emoción. Toda la puesta en escena de una gran verdad.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios