Julie Rivera expone en la Casa Pemán

  • La artista jerezana presenta un proyecto sobre incidencia del urbanismo en el estilo de vida

"Una reflexión sobre cómo los proyectos arquitectónicos y urbanísticos determinan el estilo de vida de los ciudadanos". Así define la artista jerezana Julie Rivera el trabajo que exhibe estos días en Cádiz, en la Casa Pemán, en el marco del XLIV Certamen de Artes Plásticas de la Obra Social de Cajasol 2007, del que es la ganadora.

Se trata de una exposición multidisciplinar, en la que presenta fotografía, vídeo y escultura; recursos que la artista utiliza como medio para expresar un conjunto, un todo, donde todas las piezas son codependientes entre ellas y contribuyen a reflexionar sobre la arquitectura de un centro comercial y la forma de vida que se desarrolla en torno a él. Y esto en ciudades tan distintas como Caracas, Barcelona y Jerez.

Según la artista, casi todo el material que expone es de documentación, del proceso de trabajo que comenzó en el año 2003 en Cádiz y Jerez, luego continuó en Barcelona y este año ha llevado a cabo en Caracas, gracias al dinero obtenido con el premio de Cajasol. La idea es continuar el proyecto en Canadá, "pero todavía está en el aire, porque necesito financiación", comenta.

En la sala de exposiciones de la Casa Pemán, pueden observarse vídeos de unas chicas bailando en un centro comercial. Con esto, Julie Rivera ha querido enfrentar "el diseño coreográfico del arquitecto con el diseño coreográfico que yo hago, para hacer evidente la planificación por parte del arquitecto, la no libertad de movimiento. Es decir, cómo el espacio determina el uso que hacen las personas y el estilo de vida", explica. Y cuenta que luego trabaja fuera de esos edificios, viaja hasta las casas de alrededor, grabando en vídeo esos viajes, haciendo fotografías y, luego, maquetas. Que son los que presenta en esta exposición.

Llama la atención del visitante unos anillos de plata en forma de vehículos Hummer y de casas. Aparecen tanto en los vídeos como en las fotografías y maquetas. "En Caracas, debido a la violencia, no tienen espacios públicos como aquí y la vida se organiza alrededor de los centros comerciales como alternativa a los espacios públicos. El Hummer, que es un coche blindado que se comercializó después de la Guerra del Golfo, se ha convertido en objeto de deseo allí y es para mí el símbolo del estilo de vida en esa ciudad", argumenta la artista. Por su parte, las casas hacen referencia a la investigación en Jerez, "son el objeto de deseo aquí".

Para Julie Rivera, lo más importante de esta muestra es el Work in progress. Se trata de una serie de paneles, elaborados con recortes de papel y fotografías, que muestran el proceso de trabajo. "Es algo más personal, que me ayuda a entender mi trabajo, retomarlo y verlo de forma lineal. Lo utilizo como herramienta, es como mi guión, y he decidido ponerlo también en la sala". Y es que a esta artista no le interesa la pieza final, sino el proceso de investigación, y, según comenta, a lo largo del trabajo "van saliendo piezas que ayudan a entender el día a día del trabajo".

En la inauguración, Julie Rivera estuvo acompañada por el Delegado de la Obra Social de Cajasol en Cádiz, César Custodio Morillo, y del jefe del departamento de Acción Cultural, José Manuel Amores García.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios