Málaga despedirá a Franco con un acto público y el Festival de Cine Español le rendirá tributo

  • Sus cenizas podrían ser esparcidas en el mar frente a Torremolinos, donde vivió casi 40 años

El prolífico Jesús Franco será incinerado en la más estricta intimidad, por su propio deseo, aunque en los próximos días se convocará un acto público en Málaga para despedirlo y sus cenizas podrían ser esparcidas en el mar frente a Torremolinos, la localidad donde vivió durante casi 40 años. Ayer acudieron a despedir sus restos a la Clínica Pascual amigos como Carmen Montes, una de sus actrices fetiche de los últimos años, y Kike Mesa, que rodó en 2007 Jesús Franco. Manera de vivir, documental que se proyectará en la jornada de homenaje que el día 26 le dedicará el Festival de Cine Español de Málaga, según informó ayer el director del certamen, Juan Antonio Vigar. El largometraje de Kike Mesa retrata la vida y obra de Jesús Franco y fue elaborado para su proyección en el Festival de Sitges como parte del homenaje que le rindió al actor y director en 2007.

Juan Antonio Vigar aseguró además que se quiere ofrecer la última película que rodó, Al Pereira vs the Aligator Ladies, y considerada como la más radical de cuantas pueblan su particular modo de entender el cine. "Jesús Franco ha muerto casi en su silla de director", destacó Vigar, que ya le rindió homenaje en su anterior edición a la actriz Lina Romay, esposa y musa del cineasta, fallecida un año antes.

Entre los numerosos testimonios que ayer glosaron el talento y carisma de Franco destacaron Santiago Segura y Paco León. "Ha muerto Jess Franco, ejemplo de libertad creativa y cine golfo e independiente", declaró León. Para Segura, "ha fallecido Jesús Franco, para muchos el tío Jess, músico, escritor, actor, director... y sobre todo cinéfilo". El ministro de Cultura, José Ignacio Wert, le recordó como "un incansable profesional, que cultivó buena parte de su obra fuera de España, no sólo como director".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios