Marujita se sale del tiesto

  • La bornicha María Benítez y unos catalanes muy flamencos reinventan la fusión con su primer disco

Comentarios 3

"¿Quién es María Benítez? ¡Qué arte tiene!". Respuesta inmediata: "La hija de Toñi Perdigones, la cantante de Marujita, ¿no lo sabes ya?" Conversación de bornichos en la blogosfera. Habituados a la emigración, y a la fusión de culturas y pareceres, a nadie extraña en Bornos que María esté triunfando en Marujita, la ecléctica banda que sólo tiene una cosa fea: el nombre. Quizá no sea tan feo, es que recuerda a una friki con los ojos como platillos volantes. Marujita, el grupo, pase por la Piel de Toro su primer disco con garbo y poderío, más de treinta actuaciones adornan la trayectoria del combo especializado en el "todo vale". Flamenquito, folk americano, rock andaluz, ritmos latinos, música transversal que tiene su punto. Marujita, el grupo, alcanzó su mayoría de edad en el reciente festival Lago de Bornos, al coincidir en el escenario con el mítico Thijs Van Leer, líder de Focus, con quien ya tocaron horas antes en el almuerzo de bienvenida.

Bajo la batuta de Josep Vilagut, guitarrista y productor, la amplia y variopinta banda firma un disco muy interesante que ha captado la atención de la escena musical hispana, tan necesitada de caras nuevas. Amén del instrumental habitual, Marujita emplea mandolinas, dobros, banjos, que imprimen un sello muy especial al sonido, ya de por sí abierto a estilos y cambios de humor. La rumba preside los días alegres, claro está, pero Marujita se atreve con sones más oscuros, denuncias medioambientales, guiños al pobre inmigrante y hasta toques de música disco. Todo vale, todo parece encajar. La piel, los tientos de la araña, la luna y el lorenzo, las luces y las sombras. María, la bornicha, y unos catalanes muy flamencos, listos para comerse el mundo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios