Molina afronta la legislatura con "retos, fuerza e imaginación"

  • El nuevo ministro de Cultura ha afirmado la necesidad de "ajustes" en el Departamento y una etapa repleta de proyectos

El ministro de Cultura, César Antonio Molina, que prometió ayer su cargo ante el Rey, afirmó afrontar la nueva Legislatura con "grandes retos, fuerza e imaginación" y anunció, "ajustes" en su Departamento. Tras recordar algunos de los proyectos que ya puso en marcha en sus primeros casi nueve meses al frente de Cultura, reconoció que el Ministerio necesita un departamento que controle las obras porque, "que un aeropuerto se haga antes que el Casón del Buen Retiro, parece algo extraño".

Molina destacó que su Ministerio afronta esta nueva etapa con "muchos proyectos". El ministro, quien reconoció que "sigue siendo un honor" ser ministro de Cultura, puntualizó que, en vísperas de que España presida la Unión Europea, Cultura adquirirá "grandes retos" que desarrollará con la "fuerza e imaginación de siempre".

Preguntando por los cambios que se realizarán en el Ministerio, Molina dijo que éstos tienen que hacerse en el "momento oportuno". Aunque "más que grandes cambios, sí habrá ajustes", aseguró, con la intención de que el Ministerio "funcione mejor". Sí reconoció que es necesaria una "reorganización" de todo lo referente a Industrias Culturales e hizo hincapié en que un Ministerio que "tiene muchas obras no puede permitirse que estas duren 12 ó 15 años". "Esas obras tienen que mejorar su rendimiento y adaptarse a la vida real", dijo antes de incidir en que obras como las del AVE "son fundamentales, pero también lo es un archivo, un museo o una biblioteca". En cuanto a futuras leyes, dijo que "deberán hacerse, pero no debe imponerlas el Ministerio". "En mí, es norma escuchar a todo el mundo y hacer lo mejor para todos y hacer de la industria cultural una gran industria", dijo, precisando que además de una labor "espiritual" a Cultura le corresponde no olvidarse de que, como cualquier otra industria, tiene que seguir avanzando.

Entre las prioridades del Departamento, Molina recordó la creación del Centro de Artes Visuales, que estará situado en el antiguo edificio de Tabacalera en Madrid; el traslado del Museo Etnográfico al antiguo Hospicio de Teruel, cuyo edificio se está rehabilitando, con el consiguiente traslado del Museo del Traje al Matadero y de las colecciones de escrituras greco romanas a la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid. Tras indicar como otra de las prioridades la creación de una televisión cultural, en colaboración con RTVE, Molina se refirió a otro "proyecto ambicioso": la nueve sede de la Filmoteca en la Ciudad de la Imagen, para que "la historia de nuestro cine pueda vivir de aquí a la eternidad". También recordó la celebración el próximo otoño del I Congreso Iberoamericano de la Cultura, que se celebrará en México y que estará dedicado al cine. En este foro debatirán todos los agentes de la industria del cine iberoamericano (incluidos Brasil y Portugal) sobre la situación del sector.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios