Arantxa Peralta. Voz y composición de 'Acitunita y los aliñaos'

"Desde Mozart y Beethoven está todo inventado en el mundo de la música"

  • La artista jerezana 'Acitunita', que define su música como una "burlería trabucá, que ni es bulería ni es ná", tiene previsto lanzar su primer álbum de estudio acompañada de la banda de 'Los aliñaos'

Arantxa Peralta es una jerezana de 33 años que a partir de los 17 decidió emprender un tour por toda Europa acompañada de amiga Ann y una furgoneta Volkswagen. Cantaron en calles, parques o metros de países como Francia, Alemania, India o Suecia. Tras volver a España, en uno de sus muchos viajes, encontró en Pamplona el que sería el nombre artístico con el que pretende empezar su andadura musical, 'Acitunita', para meses más tarde, siempre fruto de la "causalidad" unirse a la banda de 'Los aliñaos'.

-¿Qué puede contar acerca de su primer trabajo musical?

-El prime disco, que llevará por título 'Virgen, no! Refiná', se encuentra ahora mismo a la espera de remasterizarse y salir en físico. El proyecto ya comenzó a tomar su forma el año pasado, pero ya se sabe como son estas cosas, todo es muy lento y una cosa va llevando a la otra. Por ahora grabamos en un estudio, cortesía de nuestro amigo Víctor. Lo que sí hemos hecho es presentarlo en directo por todas las salas donde nos han llamado.

-¿De qué forman entraron 'Los aliñaos' en este proyecto, una vez ya comenzado?

-Pues como diría mi padre, todo fue por 'fruto de la causalidad'. A Juan Pedro, que toca el bajo, lo conozco de toda la vida. A 'Ludi' y Manu, guitarras y batería, los vi tocar un día en El Palmar. Luego ya conocí en Tarifa al proyeccionista, Suso, y al trompetista, David 'Strike'. Todos juntos formamos 'Acitunita y los aliñaos'. Yo pongo la composición y la voz y el resto de la banda le da forma a toda la estructura musical.

-¿Cómo definiría 'Acitunita' su música?

-Como una 'burlería trabucá, que ni es bulería ni es ná' (risas). Es una mezcla básica de rock andaluz con ritmos que van desde el soul hasta el reggae.

-Entonces sus referentes musicales deben ser tan variados como su estilo musical.

-¡Y qué lo digas! Nuestros ídolos van desde 'La niña de los peines' hasta Ella Fitzgerald pasando por Bob Marley o la recientemente fallecida Etta James. Tenemos claro que desde Mozart y Beethoven, ya está todo inventado. Por naturaleza, somos animales de repetición y vamos cogiendo cosillas de un sitio o de otro, a veces inconscientemente, que van dándonos forma.

-¿De qué forma surgen sus canciones?

-Parte de la completa inspiración. No me levanto y digo 'voy a hacer esto o aquello', surge solo y sin premeditarlo. Además, tengo una teoría sobre mi forma de componer las canciones. Se basa en tres puntos. El primero es el concepto interno. Luego está el externo, que es cómo se comprende la historia que cuento. Y por último, está el secreto, que ni yo misma sé de qué se trata (risas).

-¿Cuál es su meta en el mundo de la música?

-Es una pregunta difícil. Llevo componiendo desde los 15 años y siempre he tenido esa necesidad interna de crecer y a la vez ir conectando con más aspectos de la vida. Creo que mi meta es seguir con ese crecimiento y compartir la música que queda por salir de mí. Que mi público se sienta identificado con ella.

-¿Qué siente cuando conecta con su público?

-Durante un concierto no eres tú mismo. Te olvidas de todo y ya no existes. Es algo muy extraño, que sólo puedes experimentar estando ahí arriba.

-¿Se escribe mejor deprimido que alegre?

-El desamor te da mucha inspiración, sin duda. La música tiene ese poder, de ser algo que en momentos de crisis de cualquier aspecto, te ayuda a superarlo todo. En mi caso, lo que más me inspira es la vida, con todo lo que eso conlleva, lo bueno y lo malo.

-¿Cómo se ve la situación de la industria musical desde dentro del mundillo?

-Yo creo que en momentos de crisis llegan muchas posibilidades. Lo que mueve ahora la industria son los conciertos, llegar a la gente, alegrar a las personas, que es a fin de cuentas quien decide sobre tu trabajo. Lo que cuesta es darle difusión, para lo que hacen falta muchos amigos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios