Muere a los 77 años 'el hombre que plantaba toros'

  • José Luis Gómez trabajó durante tres décadas para Osborne

José Luis Gómez Bermúdez, más conocido como 'el hombre que plantaba toros', nombre que dio a su último libro en el que contaba sus más de 30 años de trayectoria en Osborne, falleció el pasado 1 de enero a los 77 años de edad en Sevilla, tras una parada cardiorespiratoria.

José Luis Gómez nació en San José del Valle en 1930, aunque gran parte de su vida la ha pasado en Jerez, ciudad que "echaba mucho de menos" (según confesaba en una entrevista concedida a este Diario el pasado noviembre), ya que sus últimos años han transcurrido en una residencia del barrio sevillano de Heliópolis. Antes de ser jefe de Publicidad de Osborne a principios de los 60, José Luis llegó a ganarse la vida dando clases por las noches a "los niños bien" de Jerez. Fue jefe de ventas de la litografía Jerez Industrial, vicepresidente del Equipo de Fútbol Jerez Industrial y director de Fiestas del Casino Jerezano. Hasta 1996 fue el encargado de elegir los mejores emplazamientos para 'clavar' las famosas vallas del toro de Osborne. Aquellas que aún permanecen, en su mayoría, campando por tierras de este país. Llegó a colocar más de un centenar. "El toro de Osborne llegó a ser casi como un hijo mío", rezaba uno de los numerosos reportajes que le han hecho. Y es que este aventurero llegó a rediseñar el toro que en su día hizo Manolo Prieto. Le dotó de carácter, el que hoy, gracias a él, domina el paisaje nacional.

Sus hijos han destacado que su padre "ha disfrutado la vida hasta el último momento. Mi padre decía que lo mejor iba a ser que ahora se iba a reunir con su mujer, nuestra madre, ya fallecida. Lo cierto es que con este libro mi padre decía que ya se podía ir tranquilo. Se ha ido satisfecho y agradecido".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios