Las Navas de Tolosa y Bailén rememoran sus históricas batallas

Las poblaciones jiennenses de Navas de Tolosa y de Bailén rememoran este fin de semana sus históricas y decisivas batallas: la victoria de las tropas cristianas frente a las musulmanas y la primera derrota del ejército napoleónico durante la Guerra de la Independencia.

La importancia de estas contiendas para el devenir de la historia queda de manifiesto en el transcendental hecho de que en Navas de Tolosa comenzó el declive del poder de las huestes almohades y se inició la fase final de la Reconquista, mientras que la Batalla de Bailén ha pasado a los anales de la historia como el primer gran revés que las tropas españolas infligieron al hasta entonces invencible ejército de Napoleón Bonaparte.

Tras más de ocho siglos, en el caso de Navas de Tolosa, y 207 años, en el de Bailén, los descendientes de estas poblaciones conmemoran en julio estas dos gestas con variadas actividades.

Navas de Tolosa, núcleo poblacional perteneciente a La Carolina, fue el escenario de esta célebre batalla que le da nombre y que aconteció el 16 de julio del año 1212, fecha en la que el ejército aliado cristiano, formado en su mayor parte por las tropas castellanas de Alfonso VIII, derrotó a las milicias musulmanas.

Esta ofensiva tuvo lugar al norte de la provincia de Jaén, cerca del municipio de Santa Elena, a escasos kilómetros del desfiladero de Despeñaperros, en el extremo oriental de Sierra Morena.

Con motivo de esta efeméride, la pequeña población de Navas de Tolosa celebra desde ayer viernes sus fiestas conmemorativas de la batalla con actividades que se integran dentro del programa de dinamización de la Ruta de los Castillos y las Batallas.

Además, se desarrollan otras actividades vinculadas a la conmemoración de la batalla, como es el caso del nombramiento del caballero cristiano, el desfile de la cofradía de Ballesteros de la Veracruz de Vilches o la batalla entre tropas moras y cristianas, que obviamente termina con la rendición de las primeras, según se señala desde el Ayuntamiento de La Carolina.

En Bailén, por el contrario, las Fiestas Conmemorativas de la Batalla, como así se denominan, el principal protagonista de las mismas es el ejército, cuya presencia está muy arraigada en la ciudad y entre los bailenenses en esta celebración que evoca el triunfo de los generales Castaños y Reding frente al general Dupont que comandaba las tropas francesas en la célebre batalla librada el 19 de julio de 1808.

En esta ciudad "Los soldaos", como así se le conocen entre la población, mantienen una estrecha relación con los vecinos y, de hecho, en tiempos pasados las familias los acogían en sus casas durante estas fiestas y posteriormente sufragaban los gastos de su desplazamiento como signo de la simbiosis que mantuvieron el pueblo y el ejército durante los combates producidos en la batalla. Estas fiestas, declaradas bien de interés turístico, cuentan con la singularidad de que quizá sean de las pocas que se celebran con la denominación cívico-militar y de la presencia del ejército en muchos de los actos que se celebran: dianas, misa de campaña, homenaje al general Reding, izado de banderas, interpretación de himnos, ofrendas y concierto extraordinario de música militar.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios