Nostalgia

Hace algo más de dos décadas que se iniciaba en Jerez una interesante experiencia literaria. Comenzaban a editarse los llamados cuadernos de La Poesía más Joven, donde a lo largo de algo más de un año, desde junio de 1988 hasta diciembre de 1989, una serie de poetas más o menos conocidos, nos presentaban sus creaciones al abrigo de un tiempo que, a diferencia del actual, sí podemos decir fue propicio al menos para la poesía. Un tiempo que, literariamente hablando, tenía en nuestra ciudad un referente que trascendía del ámbito local: Fin de Siglo, la revista que dirigió Francisco Bejarano (ahora nuevamente de actualidad con la publicación de su nuevo libro Un juego peligroso. Antología poética). Revista hoy de culto, joya para el bibliófilo afortunado que haya reunido toda la colección, y en todo caso placer estético para todo lector que tenga la fortuna de tener o localizar los cada vez más raros ejemplares. Luego vendrían, tratando de llenar el vacío que dejó aquella, Contemporáneos y ahora Campo de Agramante. Pero volviendo a La Poesía más Joven, he estado repasando los quince cuadernillos primorosamente diseñados, de la colección completa que conservo, y he releído otra vez los poemas y los nombres de los 15 poetas que entonces tuvieron el privilegio de protagonizar cada uno de ellos con sus primeras creaciones. Una experiencia que, con el paso de los años, se ha mostrado más trascendental de lo que entonces sus protagonistas se atrevieron a imaginar. De aquellos nombres hoy algunos son figuras estelares de nuestro panorama literario - Felipe Benitez, José Mateos, Juan Bonilla, Luis García Montero, José Manuel Benítez Ariza, Juan Lamillar…- aunque como era de esperar la diosa fortuna, en este caso literaria, no tocó a todos por igual. De estos últimos unos andan más perdidos que otros, alguno incluso lejos de nuestras fronteras, quizás recuerde con nostalgia desde su anonimato voluntario el tiempo que fueron jóvenes y poetas en una perdida ciudad del sur andaluz. En todo caso, unos y otros, estoy convencido, protagonizaron uno de esos momentos irrepetibles, estelares, y por tanto fugaces, de la poesía contemporánea. Y sucedió en Jerez. Ramón Clavijo Provencio

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios