Ochenta años de Andy Warhol, el "auténtico" pope del Pop Art

  • El mordaz gurú de esta corriente artística se hizo famoso en todo el mundo como pintor y cineasta de vanguardia y por sus retratos a artistas y diseñadores

Provocador, frívolo, mordaz, brillante, a veces irritante y siempre audaz e inteligente, Andy Warhol fue el auténtico gurú del Pop Art, el Pope -como él mismo ironizaba- de una corriente que explotó hasta sus últimas consecuencias.

Andrew Warhola nació en Pittsburgh, el 6 de agosto de 1928. En 1945 comienza a estudiar diseño en el Instituto Carnegie de Tecnología y en 1948 presenta su obra La mujer me dio la cara, pero puedo escoger mi propia nariz en la exposición anual de Artistas Asociados de Pittsburgh, pero el jurado la rechaza y finalmente se exhibe en una galería alternativa. Se trata de una pintura que los especialistas en la obra del norteamericano consideran especialmente significativa puesto que demostraría lo poco a gusto que Warhol se sentía con su propia imagen.

Tras terminar sus estudios, en 1949, se traslada a Nueva York, abandona el nombre de Andrew Warhola por el de Andy Warhol y comienza a trabajar de ilustrador y editor en revistas como Glamour, Vogue, Seventeen o The New Yorker Harper's Bazaar. Su primera exposición individual llega en 1952, Andy Warhol: Cincuenta Dibujos basados en los escritos de Truman Capote, y con ella el éxito y el reconocimiento de su obra.

Al inicio de los sesenta el artista abandona la ilustración publicitaria para centrarse en la pintura buscando su inspiración en los dibujos de los cómic. De 1962 y 1963 son algunas de sus series más conocidas como las que dedicó a los retratos de Elvis Presley, Elizabeth Taylor, Jacqueline Kennedy o las latas de sopa Campbell y las botellas de Coca-Cola.

En esa época comienza también a interesarse por el cine como campo de experimentación artística. Fue también en 1963 cuando instala su estudio en el célebre número 231 de la calle 47, que pronto comenzaría a ser conocido como The Factory, una fábrica de trabajadores dedicados a la producción de arte como en una cadena de montaje.

Ya en los setenta y ochenta el arte de Andy Warhol se volvería mucho más complejo visualmente, incrementa el uso del pincel sobre las serigrafías y realiza numerosos retratos de amigos como Mick Jagger, Valentino, Carolina Herrera, Liza Minnelli o Elizabeth Taylor, con los que solía coincidir en la famosa discoteca Studio 54. Comienza además a pintar detalles de las obras de grandes artistas del Renacimiento como Da Vinci, Botticelli o Uccello y fue también en esta etapa cuando trabajó sobre lo que entonces se conoció como Art Car. Desde su muerte en 1987 ha sido objeto de numerosas retrospectivas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios