Odyssey deberá facilitar en 30 días el nombre real del 'Cisne negro'

  • El Gobierno español, a través del ministro de Cultura, considera que la decisión, tomada por el juez de Tampa Mark A. Pizzo, es "especialmente satisfactoria" para España

La empresa norteamericana Odyssey deberá facilitar en el plazo de treinta días el nombre real del Cisne Negro, el barco del que extrajo el pasado mes de mayo un tesoro valorado en más de 500 millones de dólares, según una orden de un juez del Tribunal Penal de Tampa (Florida).

El ministerio de Cultura afirmó en un comunicado que la decisión, adoptada el miércoles por el juez Mark A. Pizzo, es "especialmente satisfactoria" para España, ya que en la posible identificación del Cisne Negro como buque español "estriba el punto clave" en el que se basa la reclamación de España sobre el tesoro extraído por Odyssey.

También Odyssey ha recibido el fallo con satisfacción, ya que, según la empresa, el juez ha ordenado que se considere confidencial la información que proporcione la compañía sobre los planos del lugar en el que se encuentra el barco, fotografías del lecho marino y otras imágenes.

Odyssey considera que esta decisión "ayudará a proteger los yacimientos" de los que la empresa extrajo el tesoro.

Sobre este punto, el Ministerio sostiene que el magistrado ha estimado, "de acuerdo con la petición española", el levantamiento de la orden de confidencialidad que pesaba sobre la información facilitada hasta ahora por Odyssey en relación con las piezas recuperadas del yacimiento.

Según Cultura, el fallo ha limitado dicha obligación de confidencialidad a los documentos directamente vinculados a la identificación del pecio.

Además, el ministerio ha destacado que el juez "se ha adelantado también a las alegaciones de Odyssey sobre la supuesta dificultad que presentaría la identificación exacta del precio, ordenándole que en el caso de que no pueda aportar un nombre definitivo exponga cuáles son las hipótesis más probables que maneja la empresa".

En consecuencia, Cultura sostiene que la orden dictada por Pizzo supone "un freno definitivo a las tácticas dilatorias a las que Odyssey ha tratado de acogerse hasta ahora para evitar proceder a la identificación del pecio".

El departamento que dirige César Antonio Molina añade que el juez, "en línea con la posición española", ha instado también a Odyssey a que desvele los datos que empleó la empresa para localizar el punto exacto en el que se halló el yacimiento.

Cuando Odyssey haga entrega de la información, España dispondrá de un plazo adicional de diez días para aportar al juez la documentación y argumentos en los que se basa la sospecha de que el llamado Cisne Negro corresponde en realidad a un buque del Estado español, según Cultura

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios