Olga Pericet elige el Festival de Jerez para estrenar 'Rosa, metal y ceniza'

Después de protagonizar el pasado año junto a Belén Maya la turbadora historia de seducción y dominación de ‘Bailes alegres para personas tristes’ que le valió el Premio al Artista Revelación 2010 del Festival de Jerez, la cordobesa Olga Pericet retorna al Teatro Villamarta, aunque esta vez con el que será su primer montaje en solitario, ‘Rosa, metal y ceniza’. La versátil y poliédrica bailaora-bailarina y coreógrafa ha elegido la muestra jerezana de danza flamenca y española, que se celebrará entre los próximos 25 de febrero y 12 de marzo, para el estreno absoluto de una producción con la que pretende mostrar sus credenciales como artista consolidada y creadora.

Este montaje, uno de los estrenos de cuantos integran la muestra y una de las propuestas más esperadas, podrá verse en el coliseo jerezano el próximo lunes 7 de marzo y en él ha contado con la dirección escénica de David Montero, quien ha sabido jugar con una idea de transformación constante en escena de Olga Pericet para expresar “las diversas formas dancísticas que ya conocemos de ella”. De este modo, la artista lo mismo se pone la piel de bailarina que de bailaora, lo mismo pasa de las zapatillas al tacón.

“En Olga Pericet -explica Montero en la sinopsis de la obra- habitan muchas bailaoras. Mejor dicho, Pericet transita diversos estados que nos hacen ver pluralidad de identidades donde sólo hay cambios de estado, transformación. La bailaora se transmuta en bailarina, puede ir de lo más clásico a lo más heterodoxo, del flamenco a lo contemporáneo, de la zapatilla al tacón y, por supuesto, puede ir descalza…”. Al final, lo que subyace en el espectáculo es que, tras todos esos estados y esas pieles tan diversas en escena de esta polifacética artista, justamente lo que permanece inalterable es su compromiso con la danza flamenca, su búsqueda incansable sin prejuicios ni corsés formales ni estilísticos.

“Tener un escaparate así te hace esforzarte creativamente”, ha declarado recientemente la artista a la web ‘Flamenco-world.com’, reconociendo el reto que tiene ante sí con la presentación por vez primera de un espectáculo propio y en el que actúa en solitario.

Bajo un guión eminentemente flamenco, salvo una pieza de Albéniz, la música es el faro de las transformaciones que en ‘Rosa, metal y ceniza’ sufre Pericet. Con la dirección musical que ella misma firma junto a su compañía, le acompañarán en escena las brillantes guitarras de Javier Patino y Antonia Jiménez, además de las voces de Miguel Ortega, Emilio Florido y José Ángel Carmona, mientras que la percusión correrá a cargo de Javier Prieto. A todos ellos, se suma la colaboración especial en una pieza coreográfica de su compañero Marco Flores, además de las pequeñas pinceladas de los bailaores Jesús Fernández y Jesús Carames.

Exigencia técnica, versatilidad, esteticismo, compromiso… Son las constantes vitales de la carrera artística de Olga Pericet que aquí se mostrarán en toda su dimensión ante lo que supone un “pequeño salto mortal” auspiciado en la necesidad de pisar nuevos terrenos, de indagar nuevos territorios nunca antes explorados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios