La ciudad de la historia por Fco. Antonio García Romero y Eugenio J. Vega Geán

Origen y fundación de las cofradías San Andrés y Los Nazarenos

CON ocasión de la inmediata celebración de la efemérides, que celebrará la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno, de nuestra ciudad, en breves fechas, les proponemos este artículo, que en parte ya dimos a conocer en el año 2001 y de forma más extensa en la Revista Semana Santa en Jerez.

Siguiendo al profesor Sánchez Herrero no cabe duda que el eterno problema de la antigüedad de las hermandades y cofradías suscita en el seno de estas corporaciones motivo de controversia al intentar acreditar su origen en vanas esperanzas sustentadas sobre los rumores que a lo largo de los años -sin evidencia alguna- terminan por convertirse en falsas verdades.

A buena parte de los miembros de las cofradías les parece que a mayor longevidad histórica, sus méritos y honores serán preeminentes a cualquiera otra, olvidando la objetividad y las pruebas irrefutables que paulatinamente nos muestran los documentos consultados.

En esta ocasión, nos ocupamos de la Cofradía del Señor San Andrés, auspiciada por el gremio de los toneleros, que según las investigaciones a esta fecha, la remontan al último tercio del siglo XVI con la aprobación de sus reglas en 1585. Orígenes que algunos -sin probanza alguna- tratan de remontar artificiosamente a los siglos XIV y XV.

Esta Hermandad gremial estrechamente vinculada con la de Nuestro Padre Jesús Nazareno, con la que se funde entre los años 1607 y 1621 a tenor de las últimas publicaciones en esta materia, aparece en un documento notarial de 1610 que afortunadamente localizamos -hace ya diez años- y que de forma diáfana y sin objeciones nos demuestra la génesis de ambas corporaciones (la de San Andrés y la de los Nazarenos), que trascribimos a continuación: "francisco garcia Preciado e yo Antonio teran hermanos mayores de las cofradías de los nazarenos y señor santo andres citas en el convento de señor san francisco desta ciudad e yo pedro teran mayordomo e yo leonis mas (roto) escribano e yo alonso de torres fundador de las dichas cofradías vesinos que somos desta dha ciudad de xeres de la frontera en la collacion de san miguel".

Compruébese el dato referido de Alonso de Torres, fundador de las citadas cofradías, que aún vivía en 1610, lo que lógicamente desmonta la teoría de una posible fundación en los siglos XIV o XV.

Nuevamente consta en el siguiente párrafo: "por quanto las dhas cofradías e nosotros como ermanos mayores mayordomo escribano y fundador dellas".

Además, la escritura es tan sumamente rica en contenido que nos aporta interesantes datos históricos, particularmente en relación a la carencia de esta Hermandad de Bulas o Privilegios Espirituales hasta aquel año de 1610, pues así reza en la alegación que detallan estos hermanos: "Pretendemos suplicar y Pedir a Su Santidad conceda a estas dhas cofradías unas bulas indulgencias que contenga lo que esta escriptura va declarado por no tener como no tiene ninguna bula de gracias e indulgencias desde el dia de su fundacion como tienen las demas cofradías que ay en esta ciudad y en otras partes ...".

Concretamente, los cofrades querían que el Padre Guardián del Convento de San Francisco, Fray Juan de Rebolledo, y el Síndico, D. Sebastián de la Llana, tramitaran ante el Sumo Pontífice las gestiones necesarias para que las referidas Cofradías ganaran las indulgencias, que gozaba la Iglesia de San Juan de Letrán, y que ostentaban otras hermandades locales o comarcales.

En este mismo documento se hace mención expresa a que cada hermano de ambas cofradías lo sería igualmente de la otra sin distinción, lo que evidenciaba una fusión en toda regla, aunque perdurando al menos en estos principios la distinción entre ambas entidades.

Por lo que concierne a la faceta puramente penitencial se dice: "por quanto la dha cofradia de los nazarenos anda su estacion en procesion como es costumbre desde que Ronpe el alba hasta las ocho de la mañana (en la madrugada de cada Viernes Santo)...".

En cuanto a la fundación contamos con el siguiente documento de erección canónica, que trascribimos a continuación: "Por ende, nos, los oficiales del oficio de toneleros, por la gran devocion que al bienaventurado apostol San Andres tenemos, lo recibimos por nuestro patron protector y defensor, a cuya advocacion instituimos y ordenamos una Santa Cofradía a honor y reverencia suya, la cual fundamos en el Convento del serafico Padre San Francisco, desta dha ciudad, y para el servicio y observación de ella, habiéndonos ayudado para ello y dar principio a la dicha fundacion en el dho convento mucha cantidad de gente, en el cual ayuntamiento fue hecho en primero de noviembre de este año de mil y quinientos y ochenta y cuatro, y se hizo Cabildo general en el cual fueron electos, por administradores, los muy Ilustres Sres. D. Jeronimo de Avila y D.Sancho Ortiz de Gatica y, por primeros hermanos mayores y fundadores, los Sres. Luis Muñoz Cortegana y Alonso de Torres Jarqui y Juan Martín Cebollero y Andres Sanchez Isla y Leonis Martín de la Guardia y, por escribano, Alonso de Ribera, y de conformidad de todo el cabildo y en este día fue cometida la ordenacion y Capítulos de esta Regla de los dichos Sres. administradores y hermanos mayores, por lo cual se manda guardar los Capitulos yuso escritos".

Una vez más las fuentes documentales vuelven a ratificar las opiniones que en la mayor parte de las ocasiones están bien fundadas por parte de los investigadores, al señalar que verdaderamente el nacimiento de las cofradías de penitencia, y no las de culto a la Pasión, se produce bien avanzado el siglo XVI.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios