Arquitectura · La belleza intangible por Ramón González de la Peña

'Los Paseos de Jane Jacobs' o la ciudad caminable

 DURANTE los pasados días 3, 4 y 5 de mayo se pudo ver en núcleos cercanos como Cádiz y Sevilla  a grupos de personas visitando sus calles y atendiendo a las explicaciones de sus guías. Hasta aquí todo parece lo habitual, otra agrupación de turistas captando la imagen instantánea que una ciudad puede ofrecer en unos escasos días. Sin embargo, esta vez fue distinto; esas personas no eran realmente turistas, sino los habitantes de esa misma ciudad que por unas horas se posicionaron como espectadores en el escenario que habitualmente habitan.

El impulso originario que hay detrás de estas peculiares visitas es conmemorar el legado de la activista, escritora y urbanista Jane Jacobs, coincidiendo con el aniversario de su nacimiento, y forman parte de una iniciativa de recorridos urbanos peatonales conocida con el nombre de ‘Jane’s Walk’ o ‘Los Paseos de Jane’. Son eventos anuales de carácter internacional celebrados durante el primer fin de semana de mayo en distintas ciudades de todo el mundo. Desde su creación en Toronto en el año 2007, los paseos se han expandido rápidamente, organizándose en 2013 más de 800 paseos en más de 100 ciudades y 22 países de todos los continentes. Las primeras ediciones en nuestro país surgen en Madrid y Barcelona en el año 2011, sumándose en los últimos años ciudades como Zaragoza, San Sebastián, Valencia, Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife. La iniciativa ha tenido también un gran calado en el territorio andaluz siendo la comunidad autónoma que cuenta con una mayor número de ciudades: Córdoba, Málaga, Granada, Sevilla y Cádiz.

A pesar de la gran variedad de escenarios, lo que une y singulariza a este multi-evento global es precisamente sus claros objetivos y su carácter abierto y dinámico. En cada edición surgen nuevos recorridos y escenarios liderados por distintos guías locales, con el objetivo de crear temáticas y espacios cambiantes que enriquezcan la reflexión y el debate sobre los distintos barrios de cada ciudad. Ante todo, lo que une a todos los paseos  -y lo que se ha convertido en uno de sus mayores logros- es la intención de motivar a los ciudadanos a que salgan a explorar sus vecindarios para conocer su historia, sus problemáticas actuales y sus potencialidades de cara al futuro. El objetivo último no es otro que el de aprender sobre lo conocido para imaginar mejores ciudades, al mismo tiempo que celebrar la habitabilidad y caminabilidad de éstas.

Otra de las claves de los ‘Paseos de Jane’ es que son iniciativas auto-organizadas no partidistas que se esfuerzan por abrir sus paseos a una amplia gama de voces y de ideas que enriquezcan el debate urbano. Además, son abiertos y gratuitos, por lo que cualquier persona puede inscribirse como asistente o como guía en las secciones locales alojadas en la web www.janeswalk.org. Los guías de cada paseo conducen la conversación con historias y visiones sobre el barrio, alentando a los paseantes a participar y compartir sus propias ideas y experiencias. 

El primer ‘Jane’s Walk’ de Sevilla se celebró hace unas semanas en medio de una gran acogida. Los recorridos se repartieron durante tres jornadas de mañana y tarde tocando temáticas muy diversas que lograron recrear la complejidad urbana a través de miradas tan distintas como la alimentación, la artesanía y la literatura, la gestión política (y ciudadana) de lo público, la industria y el patrimonio o la naturaleza y la accesibilidad de nuestro espacio público. El número de asistentes por paseo obtuvo una media de unas 20 personas y algunos de ellos recorrieron itinerarios en bicicleta para alcanzar un radio de acción más amplio. Hay que aplaudir la incorporación de aquellos que salieron del centro histórico para visitar los barrios de Huerta de Santa Teresa, Miraflores y Triana. Incluso uno de ellos nos llevó a las huertas del Parque de Miraflores y de la Vega Norte de Sevilla, experimentando y entendiendo paisajes que solemos ver sólo de paso.

En definitiva, estos paseos celebran el legado de Jane Jacobs haciendo aquello que la activista urbana promovió a lo largo de su vida: la exploración y el conocimiento de los barrios y sus vecinos a través de la defensa del uso de los espacios peatonales y de la “alfabetización urbana”. Y es que esta iniciativa global recurre a sus ideales para compartirlos con aquellas comunidades que no están familiarizadas con las reflexiones sobre la ciudad, capacitándolas para la toma de decisiones. Al mismo tiempo busca inculcar la idea -tanto en los habitantes como en los profesionales que dibujan las ciudades- de que el planeamiento urbano debe concebirse por y para las personas que viven y trabajan en ellas.

El éxito que ‘Jane’s Walk’ está teniendo en todas las ciudades es síntoma evidente de estar dando en el clavo. Demuestra que las personas quieren y necesitan oportunidades que les permitan llegar a conocer los lugares donde habitan para encontrar con otros ciudadanos causas comunes en la construcción de ciudad. Porque caminar por las calles ayuda a hacer barrios y ciudades más seguras y habitables para todos sus usuarios.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios