Cultura

Peñajara supera el problema sanitario de la ganadería

  • Una dolencia hepática le impidió lidiar sus astados en la Feria del Toro de Pamplona

La ganadería de Peñajara ha superado el problema hepático entre las reses de la vacada que le obligó a retirar sus anunciados ejemplares de la Feria del Toro de Pamplona, según una nota hecha pública por la propia vacada.

Según esta nota los toros de la ganadería sevillana de Peñajara ya han sido lidiados con total normalidad y no han acusado la afección aparecida en Madrid y que ya se manifestó someramente en los toros lidiados en Sevilla. Esta circunstancia hizo que el ganadero, de acuerdo con la Casa de la Misericordia, decidiese no ir a Pamplona para no correr riesgos.

Según hizo pública la vacada hasta la fecha se han lidiado dos corridas de toros con excelentes resultados. La primera tuvo lugar el pasado 2 de agosto en Cehegín (Murcia). El cartel estaba compuesto por El Rubio, Andrés Palacio y Paco Ureña y en total se le cortaron 8 orejas.

La segunda se celebró el 10 de agosto en Mota del Cuervo (Cuenca) y los matadores fueron Rafael de Julia, El Payo y Antonio Nazaré, y se cortaron un total de 9 orejas y un rabo. De los doce toros estoqueados en estas dos sueltas ninguno careció de fuerzas, tuvieron largo recorrido y no acusaron los síntomas de las afecciones hepáticas puesto que sus hígados ya funcionan con normalidad.

Al día siguiente de la corrida lidiada en la feria de San Isidro, el ganadero decidió volver a la alimentación tradicional compuesta de materias primas de primera calidad y sus correspondientes correctores.

Para conocer con exactitud la afección detectada en Madrid, desde aquel día se han matado en el campo doce toros a puerta cerrada, lidiados por distintos diestros y a todos se les ha practicado diversos análisis hepáticos por varios técnicos y laboratorios. A día de la fecha, según la misma nota, se ha comprobado que los hígados ya funcionan correctamente, que los índices hepáticos están dentro de los límites normales y que, por tanto, ya no se corre ningún peligro para su lidia que esté vinculado a las afecciones indicadas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios