La Piñona y Eduardo Guerrero entran con fuerza con el ciclo 'Los Novísimos'

  • 'Un granito de arena' y 'De Dolores' son las nuevas propuestas de estos dos jóvenes artistas que actuarán en la Sala Compañía dentro del XVI Festival de Jerez, que inicia su programa este viernes

'Un granito de arena' y 'De Dolores' son las nuevas propuestas de dos jóvenes artistas que actuarán en la Sala Compañía, dentro del XVI Festival de Jerez, certamen que comienza el próximo viernes 24 de febrero y finaliza el 10 de marzo. Se trata de los bailaores Lucía Álvarez 'La Piñona' y Eduardo Guerrero, que forman parte del ciclo 'Los Novísimos'.

Ella ha dado un gran paso hacia adelante en su carrera con el Premio El Desplante 2011 de La Unión; él quiere abrir una nueva etapa después de la experiencia acumulada en compañías de otros bailaores consagrados. En cualquier caso, ambos quieren aprovechar la plataforma que supone el Festival de Jerez para irrumpir con la fuerza que otorgan las ganas de triunfar y la juventud.

Lucía Álvarez 'La Piñona' (Jimena de la Frontera, 1985) se apuntó hasta en tres ocasiones al prestigioso Festival de La Unión, pero nunca se presentaba. No se sentía preparada. El año pasado, en cambio, "tenía muy buenas vibraciones" y se llevó el Premio El Desplante, de reconocido prestigio en el mundo flamenco.

'Un granito de arena' se presenta como un espectáculo que refleja sus sueños. Esos que siempre han estado en su cabeza y que ahora ha logrado poner en pie. Aparecen, como en tramas de cortometraje, una serie de secuencias basadas "en situaciones vividas desde la infancia hasta el presente".

El guión contiene desde un homenaje al maestro Antonio El Bailarín en la caña -bailada con pantalón y mantón- hasta el recuerdo emocionante a la madre desaparecida en la soleá. Entre medias, los paisajes de reses bravas de la sierra gaditana, recordando a su niñez en la seguiriya.

El baile de La Piñona estará acompañado en la sala Compañía (26 de febrero) por el cante de Angelita Montoya, Moi de Morón, Trini de la Isla y Niño de Elche. Miguel Pérez y Jorge Pérez completan el elenco a la guitarra y la percusión, respectivamente.

Si se le pregunta qué es para ella el flamenco, responde sin dudarlo: "es como una gran pirámide, compuesta por todos los que hacemos que este arte esté vivo, desde un extranjero enamorado que viene a aprender hasta un técnico especializado en el gremio". En definitiva, "somos todos los que le dedicamos tiempo y corazón".

De otro lado, la 'pirámide' flamenca de Eduardo Guerrero (Cádiz, 1983) cuenta con una base fundamental: el recuerdo de su abuela, "la persona que me crió, que me introdujo en el arte, que me regaló mis primeras botas para bailar, que me acompañó allá donde actué y que confió en mí". Sobre estas premisas hace su debut en solitario con 'De Dolores' (2 de marzo), también en la Sala Compañía.

Y es ese recuerdo de ayer el que "nos hace vivir hoy para triunfar en el mañana", apunta el gaditano. Esa memoria flamenca se inunda de palos "con los que comencé a bailar" y que forman parte de su espectáculo: caña, tangos, bulerías, granaínas, fandangos y seguiriyas. Eduardo Guerrero los expresa sin hilo argumental, pues es el sentimiento "el que nos traslada a ellos". Contará con el apoyo de Antonio 'El Pulga' y Londro al cante, las guitarras de Andrés Martínez y Óscar Lagos, además de la percusión de Raúl Botella.

El bailaor gaditano se convierte ahora en protagonista después de haber pasado por el proceso de formación que aporta estar a las órdenes de los grandes del baile. A este respecto, cabe mencionar su estancia en las compañías de Antonio Canales, Aída Gómez y Eva Yerbabuena, con quien lleva trabajando desde 2003.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios