Poemas incrustados en lo eterno

  • El escritor Pedro Sevilla presenta hoy en el jardín de Caballeros 36 una antología con poemas inéditos llamada 'Todo es para siempre' · La obra cuenta con la introducción de Enrique García-Máiquez

"Para que nada se pierda y para que todo quede". Con esos ideales escribe Pedro Sevilla (Arcos, 1959) y de ellos ha nacido 'Todo es para siempre', de la Editorial Renacimiento. Una antología de sus obras, en la que se incluyen además diez poemas inéditos. "Nació, como buena parte de mis obras, alentada por los poetas José Mateos y Enrique García-Máiquez, y creo que el resultado ha sido magnífico porque está la mejor representación de cada libro", cuenta Sevilla.

Poemas en los que se transpira lo que a uno "le roza el corazón", la familia, los hijos, el amor... "Las vivencias más íntimas que son al final las colectivas porque tenemos los mismos sentimientos. Es a lo que yo llamo una poesía doméstica, de andar por casa, sin que tenga un sentido peyorativo", comenta Pedro.

Sentimientos que se salen de lo temporal para incrustarse en lo eterno. "Lo que pretendo es salvar todo lo nuestro, sea bueno o malo, porque el dolor, en alguna medida, es una forma positiva de vida". "Aquí, -añade- en la poesía, uno es el sujeto pasivo, quiero seguir escribiendo. Por ello, esta antología no es un cierre de la obra, aunque la inspiración llega cuando ella quiere no cuando uno la busca". De hecho, Sevilla asegura que sigue trabajando "porque siempre tengo algún verso rondándome la cabeza".

Los primeros poemas de Sevilla vieron la luz en la colección de cuadernos 'La poesía más joven', dirigida por Francisco Bejarano, a quien el autor agradece que lo incluyera entonces en esa selección. Un año después, aparece su primer libro 'Y era la lluvia amor' (Barro, 1990), y la primera antología de su admirado paisano Julio Mariscal 'Diez de julio' (Ayuntamiento de Arcos), en el que reincidirá en 'La mano abierta' (Renacimiento, 2007). Su primer poemario con una mayor difusión es 'Septiembre negro' (Renacimiento), que se publica el mismo año que 'Sendero luminoso' (Cuadernos de la Moderna, 1994) en la colección dirigida por José Mateos. Su siguiente libro, 'La luz con el tiempo dentro' (Renacimiento, 1995) fue finalista del Premio Rafael Alberti. Antes de la antología 'Todo es para siempre' publicó 'Tierra leve' (Renacimiento, 2002). Como novelista, ha publicado 'Extensión 114' (Quórum, 2000) y '1977' (Quórum, 2002). Es columnista del Grupo Joly y colabora en varias revistas literarias.

'Todo es para siempre' se presenta hoy, a las ocho y media de la tarde, en el jardín de Caballeros 36 (entrada junto al número 3 de calle Barja).

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios